Definición de

Marisco

El término marisco se refiere a los organismos acuáticos comestibles que habitan en ambientes marinos o de agua salobre, tales como crustáceos (camarón, cangrejo, langosta, cigala, jaiba, gambón), moluscos (almeja, mejillón, ostra, calamar, caracol de mar, ostión, navajas) y algunos tipos de equinodermos (como el erizo de mar). El marisco es una parte importante de muchas dietas en todo el mundo y se consume tanto crudo como cocido en una variedad de platos y preparaciones culinarias.

Almejas

La almeja es un molusco bivalvo: tiene dos conchas unidas por una bisagra.

Moluscos

Moluscos bivalvos

Los moluscos bivalvos son una clase que se caracteriza por tener dos valvas o conchas que se unen mediante una bisagra. Algunos ejemplos comunes de moluscos bivalvos son almeja, berberechos, mejillón, ostra, zamburiña y vieira. Estos organismos suelen habitar en fondos marinos, donde se alimentan filtrando partículas de alimento del agua. Son importantes tanto ecológica como económicamente, ya que desempeñan un papel crucial en la filtración del agua y son una fuente de alimento para humanos y otras especies.

Moluscos cefalópodos

Los moluscos cefalópodos son una clase marina que incluye pulpo, calamar, chipirón, sepia y nautilus. Se caracterizan por tener tentáculos en la cabeza y una concha interna o estar desprovistos de ella. Son conocidos por su inteligencia y habilidades de camuflaje, así como por sus sistemas de defensa y caza altamente desarrollados. Son depredadores activos que cazan una variedad de presas en el océano y desempeñan un papel importante en las cadenas alimentarias marinas.

Moluscos gasterópodos

Los moluscos gasterópodos son una clase que incluye caracol, babosa, nudibranquio, cañaílla y lapas. Se caracterizan por tener una sola concha en espiral o ninguna concha. Son muy diversos en hábitats y comportamientos, y pueden encontrarse en ambientes marinos, dulceacuícolas y terrestres. Muchos de ellos son herbívoros, carnívoros o detritívoros, desempeñando una variedad de roles en sus ecosistemas.

Moluscos univalvos

Los moluscos univalvos son una subclase de moluscos gasterópodos que se caracterizan por tener una sola concha en espiral. Ésta protege su cuerpo y puede variar en forma, tamaño y color dependiendo de la especie. Algunos ejemplos de moluscos univalvos incluyen el caracol terrestre y algunas especies acuáticas como el caracol marino. Estos organismos pueden tener una amplia gama de hábitats.

Cangrejo sobre la arena

Entre los muchos artrópodos que componen el grupo de crustáceos destaca el cangrejo.

Crustáceos

Los crustáceos son un extenso grupo de artrópodos que se encuentran principalmente en ambientes acuáticos, aunque también existen especies terrestres. Incluye una amplia variedad de animales, desde pequeños camarones hasta grandes cangrejos y langostas. Algunos ejemplos comunes de crustáceos incluyen camarón, bogavante, buey de mar, cangrejo de río, langostino, langosta, percebes, nécora, centolla y cangrejo ermitaño.

Características distintivas de los crustáceos incluyen su exoesqueleto quitinoso, que les proporciona soporte y protección, y su cuerpo segmentado. Muchos poseen apéndices especializados, como pinzas para la captura de presas o la defensa, así como antenas para la detección de alimentos y el sentido del tacto.

Los crustáceos se encuentran en una variedad de hábitats acuáticos, desde océanos hasta aguas dulces, y desempeñan una variedad de roles ecológicos. Muchas especies son importantes como parte de las cadenas alimentarias, sirviendo como presas para peces y otros animales, mientras que otras son depredadores activos que cazan presas más pequeñas.

Además de su importancia ecológica, los crustáceos también tienen un gran valor económico para los seres humanos. Son una fuente importante de alimento en muchas culturas, y las especies comerciales como el camarón y la langosta son ampliamente capturadas para consumo humano. También se utilizan en acuicultura y en la industria pesquera.

Equinodermos

Los equinodermos son un filo de animales marinos que incluye diversas especies, entre ellas algunos considerados mariscos, como el erizo de mar. Aunque los equinodermos no son crustáceos ni moluscos, se los incluye en la categoría de mariscos debido a su presencia y valor en la gastronomía marina.

Los erizos de mar son equinodermos pertenecientes al orden Echinoidea. Se caracterizan por su cuerpo esférico o discoidal cubierto por espinas móviles, las cuales utilizan para desplazarse y protegerse. Estos animales habitan en fondos marinos de todo el mundo, desde aguas poco profundas hasta grandes profundidades.

En términos de alimentación, los erizos de mar son generalmente herbívoros, alimentándose de algas y otros materiales vegetales presentes en el fondo marino. Sin embargo, algunas especies también pueden ser omnívoras o carnívoras, consumiendo pequeños invertebrados y detritos orgánicos.

En la gastronomía, los erizos de mar son considerados manjares en muchas culturas culinarias, especialmente en la cocina asiática y mediterránea. Se valoran por su carne sabrosa y delicada, que se consume cruda o cocida en una variedad de platos, como sushi, sashimi, ceviches y ensaladas. Además de su sabor distintivo, los erizos de mar también se consideran una fuente nutritiva de proteínas, ácidos grasos omega-3, vitaminas y minerales.

Aunque los erizos de mar son apreciados por su uso culinario, su captura y consumo excesivos pueden tener un impacto negativo en los ecosistemas marinos. Por lo tanto, es importante gestionar de manera sostenible la pesca para garantizar la conservación de sus poblaciones y la salud del mar.

Erizo de mar

La caza excesiva del erizo de mar impacta negativamente en los ecosistemas marinos.

Pesca sostenible

La pesca sostenible de mariscos es crucial para garantizar la salud de los ecosistemas marinos y mantener la disponibilidad de recursos pesqueros a largo plazo. Los pescadores suelen partir desde los muelles, puntos de acceso importantes para las embarcaciones pesqueras que proporcionan la infraestructura para cargar y descargar capturas, así como para llevar a cabo actividades de mantenimiento y preparación de los barcos.

A menudo los pescadores planifican sus salidas de pesca en función de las mareas. La marea alta (pleamar) y la marea baja (bajamar) pueden influir en la actividad de los peces y otros organismos marinos, así como en las condiciones de navegación. Durante la bajamar, algunas especies de mariscos pueden ser más accesibles para la captura.

En la pesca de mariscos, se utilizan diferentes tipos de redes de pesca y trampas. Las redes de arrastre y las de enmalle son comunes para la captura de crustáceos y peces, mientras que las trampas, como las nasas y los cestos, se utilizan para capturar cangrejos y langostas de manera selectiva.

Muchas especies de mariscos tienen temporadas de pesca específicas en las que se permite su captura para garantizar la sostenibilidad de las poblaciones. Éstas pueden basarse en ciclos naturales de reproducción y crecimiento, así como en regulaciones pesqueras diseñadas para evitar la sobreexplotación.

La pesca de mariscos puede llevarse a cabo en una variedad de entornos costeros y marinos, incluyendo aguas poco profundas cerca de la costa y otras más profundas en alta mar. La gestión de estas zonas marinas es fundamental para proteger los hábitats sensibles y promover la recuperación de las poblaciones de mariscos.

La sostenibilidad marina implica la gestión responsable de los recursos pesqueros y la conservación de los ecosistemas. Esto incluye la adopción de medidas de gestión basadas en la ciencia, la colaboración entre pescadores, científicos y administradores de recursos, y la promoción de prácticas pesqueras que minimicen el impacto en el medio ambiente y mantengan las poblaciones de mariscos dentro de límites biológicos seguros.

Cómo citar este artículo Tes NehuénPublicado por Tes Nehuén, el 27 de marzo de 2024. Marisco - Qué es, definición y concepto. Disponible en https://definicion.de/marisco/
Definiciones Relacionadas
Buscar otra definición
x