Definición de médano

La noción de médano procede del árabe hispánico máydan. El término alude a una duna: una elevación de arena que el viento se encarga de formar y de desplazar en las playas y en los desiertos.

Médano

Los médanos, por lo tanto, se desarrollan cuando la arena se acumula por acción de los vientos. Esto hace que cuenten con capas uniformes que se van superponiendo.

Si el viento sopla en una dirección dominante, los médanos que se constituyen adquieren forma de letra C. Las ráfagas provocan que avancen, teniendo mayor movimiento las dunas más pequeñas. De este modo, los médanos más chicos terminan alcanzando a los médanos más grandes, con los cuales se fusionan.

El viento también hace que, de los médanos de mayor magnitud, se vaya desprendiendo arena que da lugar a nuevas dunas. Estos fenómenos de desplazamiento y formación de colinas de arena pueden generar diversos trastornos, desde la obstrucción de caminos hasta la invasión de cultivos.

Para minimizar estos inconvenientes, es habitual que se fijen los médanos al terreno a través de plantas. En algunos casos también se apela a sustancias aglutinantes.

En muchas playas los médanos funcionan como una barrera natural ante el avance del mar. Por eso son importantes para combatir la erosión costera: sin médanos, el agua puede cubrir poco a poco el litoral.

Médano o Médanos, en tanto, son nociones que aparecen en el nombre de varias localidades. En Argentina existen ciudades llamadas Médanos en la provincia de Buenos Aires y en Entre Ríos; en Venezuela está el Parque Nacional Los Médanos de Coro. La isla española de Tenerife, por último, tiene una población denominada El Médano.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de médano (https://definicion.de/medano/)

Buscar otra definición