Definición de metano

El metano es un hidrocarburo que se compone de cuatro átomos de hidrógeno y un átomo de carbono. De fórmula química CH4, en condiciones normales de temperatura y presión aparece como un gas.

Metano

Este elemento se forma cuando la materia orgánica se descompone. También es generado en las minas de carbón. Se trata de una sustancia inodora e incolora en la cual los átomos de hidrógeno se unen al carbono a través de un enlace covalente.

La digestión y la defecación del ganado; las bacterias presentes en plantaciones de arroz; la extracción de combustibles fósiles; y los pantanos son otras fuentes de metano.

Cabe destacar que el metano es el componente principal del gas natural. Este hidrocarburo se obtiene a partir de la mezcla de diversos gases ligeros que tienen un origen natural. En ocasiones se le añade helio, nitrógeno, dióxido de carbono y otros elementos.

Empleado como combustible en generadores de vapor y en turbinas, el metano es usado por el ser humano para la generación de electricidad. También se aprovecha como materia prima para obtener metanol, hidrógeno y otros productos químicos.

Es importante mencionar que el metano forma parte de los llamados gases de efecto invernadero. Su presencia en la atmósfera terrestre creció en los últimos 5.000 años, contribuyendo al calentamiento global.

Incluso se ha detectado metano en la atmósfera de Marte. Este descubrimiento, realizado en 2003, deja abierta la posibilidad de que exista vida en dicho planeta.

Aunque carece de toxicidad, el metano puede volverse peligroso debido a que es muy inflamable: su ignición, por lo tanto, puede provocar quemaduras. Además resulta asfixiante ya que, en espacios cerrados, desplaza al oxígeno.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de metano (https://definicion.de/metano/)

Buscar otra definición