Definición de mitigar

El primer paso que vamos a dar es conocer el origen etimológico del término mitigar. En este caso, tenemos que subrayar que deriva del latín, concretamente del verbo “mitigare”, que puede traducirse como “calmar” o “ablandar”. Una palabra latina esa que es el fruto de la suma de dos componentes léxicos:
-El adjetivo “mitis”, que es sinónimo de “blando”, “calmado” y “suave”.
-El sufijo “-igare”.

Mitigar

El verbo mitigar hace referencia a minimizar o aliviar algo. Cuando un fenómeno o un efecto es mitigado, se reduce su intensidad o su rigurosidad.

Por ejemplo: “Los fenómenos naturales no pueden evitarse, pero sí es posible mitigar sus consecuencias”, “El gobierno se comprometió a trabajar para mitigar la contaminación en el arroyo San Pablo”, “Mi abuela me dio un té de boldo para mitigar mi malestar estomacal”.

Entre las palabras que pueden funcionar como sinónimos de mitigar, además de las ya citadas, están paliar, suavizar, moderar, calmar, aminorar, disminuir, reducir o atemperar, por ejemplo. Por el contrario, entre las que ejercen como antónimo de dicho término están exacerbar, incrementar, aumentar o endurecer.

Los deportistas, por citar un caso, suelen usar diversos elementos de protección para mitigar los eventuales golpes que pueden recibir. Los futbolistas, en este marco, utilizan canilleras (espinilleras), mientras que los arqueros (porteros) emplean guantes para amortiguar los pelotazos. Los jugadores de vóley, por su parte, apelan a rodilleras para mitigar el impacto de sus rodillas contra el suelo en caso de una caída.

Mitigar también puede entenderse como paliar o atenuar. Tomemos la situación del hambre en el mundo: pensar en eliminar este flagelo es una utopía, al menos en el corto plazo. Múltiples motivos económicos, políticos y sociales hacen que resulte imposible satisfacer las necesidades nutricionales de cada uno de los seres humanos en cuestión de meses o de unos pocos años. Sin embargo, es factible mitigar el hambre a través de iniciativas estatales, emprendimientos de organizaciones no gubernamentales y donaciones de ciudadanos. Aunque el problema no se resuelva, el panorama puede mejorar con el aporte desde distintos sectores.

En el ámbito de la salud también se utiliza el término mitigar que ahora nos ocupa. En concreto, se emplea para referirse al momento en el que profesionales de la enfermería o de la medicina toman medidas para poder reducir de forma considerable el dolor que sufre un paciente. Así, en función de la dolencia que tenga ese le pueden administrar los medicamentos que calmen ese sufrimiento.

No obstante, se considera que también hay formas de mitigar el dolor sin recurrir a la farmacología. En concreto, hay quienes creen que eso se puede conseguir recurriendo a disciplinas como la fisioterapia, la acupuntura, la meditación, la psicoterapia e incluso el masaje o la relajación. Asimismo, también son alternativas en este sentido la biorretroalimentación, la estimulación eléctrica o bien la cirugía.

El dueño de una discoteca, por otro lado, puede insonorizar el edificio para realizar un aislamiento acústico y mitigar los ruidos. Así evita conflictos con los vecinos.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2019. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de mitigar (https://definicion.de/mitigar/)

Buscar otra definición