Definición de moho

Para adentrarnos en el significado del término moho, se hace necesario, en primer lugar, establecer su origen etimológico. En este caso, hay que subrayar que deriva del latín, concretamente de “mufa” o “muffa”, que puede traducirse precisamente como “moho”.

Moho

Diversos tipos de hongos son nombrados como moho. Se trata de especies pequeñas que residen en entorno orgánicos con un elevado nivel de nutrientes.

Entre las palabras que pueden funcionar como sinónimos de moho podemos destacar algunas tales como óxido, cardenillo, enmohecimiento, verdín e incluso cardenillo.

Por lo general el moho se desarrolla en medios húmedos y con altas temperaturas. Dispone de un micelio con filamentos ramificados, reproduciéndose y propagándose a través de esporas.

Es posible encontrar mohos en lugares cerrados o al aire libre. En el primer caso, es habitual que aparezcan en el baño o en algún ambiente con mucha humedad. En la naturaleza, suelen crecer en sitios con sombra donde hay plantas en descomposición.

Hay hogares en los que, por la existencia de humedad o por una nula ventilación e incluso porque no hay luz natural, aparece moho en las paredes. En ese caso, se considera que deben tomarse medidas para acabar con él.
En concreto, para evitar que pueda surgir aquel en los muros es necesario ventilar adecuadamente, comprobar que no exista ninguna fuga de agua e incluso colocar deshumidificadores si fuera necesario.

Una vez que el moho ya ha aparecido hay que proceder a limpiar las paredes con lejía, a emplear productos específicos para esa situación o bien emplear una herramienta que responde al nombre de hidrolimpiadora.

Es importante ponerle freno cuanto antes a la situación porque la misma puede traer consigo problemas para la salud tales como alergias en la piel, asma e incluso alergias de tipo respiratorio, por ejemplo.

De la misma manera, no podemos pasar por alto que también puede aparecer moho en la ropa que se encuentra dentro de un armario. Eso se puede deber a que en el ambiente hay humedad, a que ese no se ventila adecuadamente o a que existe en ese una clara falta de higiene.

Existen muchas variedades de mohos. Algunas generan micotoxinas de gran toxicidad, aunque la mayoría no causa problemas graves al ser humano. De todos modos, ante la exposición al moho, una persona puede padecer irritación ocular, congestión nasal o trastornos respiratorios.

Es importante mencionar que hay mohos que se utilizan para la elaboración de quesos. Tal vez el caso más famoso sea el de los quesos azules (como el roquefort), que recurren a mohos del género Penicillium para lograr sus características distintivas. El queso brie también incluye una capa de moho que puede ingerirse sin problemas.

De acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE), la idea de moho además puede emplearse para nombrar a la modificación de una materia orgánica al ser cubierta por determinadas clases de vegetación y a la lámina que ciertos cambios químicos producen en un cuerpo metálico.

En Perú, por último, Moho es una provincia del departamento de Puno que se levanta junto a la orilla noreste del lago Titicaca. Su capital es una ciudad del mismo nombre.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2019. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de moho (https://definicion.de/moho/)

Buscar otra definición