Definición de noctámbulo

Se califica como noctámbulo a quien se mantiene activo en el horario nocturno. La etimología del término remite a dos vocablos latinos: noctis (que puede traducirse como “noche”) y ambulāre (traducible como “andar”).

Noctámbulo

Un noctámbulo, por lo tanto, vaga o deambula por las noches. La noción suele usarse para aludir a quien está en movimiento cuando finaliza el día, mientras la mayoría de las personas duerme.

Hay individuos noctámbulos por propia decisión, ya que se sienten más a gusto o incluso con mayor energía durante la noche. Estos hombres y mujeres pueden permanecer despiertos hasta la madrugada o hasta el amanecer, desarrollando diferentes tareas o actividades.

Otros sujetos son noctámbulos por fuerza mayor: se trata de aquellos que deben cumplir con obligaciones laborales a la noche. Alguien que trabaja como recepcionista en un hotel y debe cubrir el horario de doce de la noche (0 horas) a nueve de la mañana (9 h) se convierte en noctámbulo.

Es importante mencionar que los noctámbulos se enfrentan a diversas dificultades al alterar los patrones de sueño y vigilia naturales para el organismo. Al interrumpir y modificar el descanso nocturno y exponerse a la luz artificial de manera continuada, el noctámbulo puede sufrir trastornos en cuanto a su presión arterial y su nivel de glucosa, por ejemplo, incrementándose su riesgo de padecer enfermedades metabólicas (como la diabetes tipo 2) y cardíacas.

De hecho, hay estudios médicos que vinculan el noctambulismo con la muerte prematura. Esto se opone a la salud de la que puede gozar una persona que madruga, ya que cuando llega la noche su cansancio natural la empuja a recostarse para dormir. Las enfermedades antes mencionadas se suman a una serie de trastornos psicológicos y neurológicos de los que puede sufrir un noctámbulo con un 10 por ciento de probabilidad más que el resto de la gente.

Así como el ser humano cree que las aves relacionan la luz con el día y la oscuridad con la noche, nuestro cerebro hace exactamente lo mismo, sin importar cuánto nos esforcemos por adaptarnos a un horario de trabajo nocturno. Esta insistencia por parte de nuestro organismo se opone a las necesidades del noctámbulo, impidiéndole hacer uso de sus energías al cien por ciento.

NoctámbuloEsto no significa que las personas noctámbulas no puedan vivir bien, ni que todas estén enfermas; como siempre, se trata de consejos que nos dan los científicos, basados en sus estudios, con el objetivo de ayudarnos a cuidar nuestro organismo. De hecho, la mayoría insiste en que nadie debería dormir de día, y les recomiendan a los noctámbulos que intenten cambiar sus hábitos poco a poco.

Si dejamos de lado la realidad de quienes no pueden evitar trabajar de noche y nos centramos en aquellas personas a quienes les cuesta dormir por motivos de salud, entonces tenemos un panorama relativamente más fácil de resolver. Para la mayoría de la gente, cuando llega la noche es inevitable el deseo de ir a la cama y descansar; sin embargo, hay muchos que temen ese momento, porque es entonces que comienza su pesadilla: simplemente, no pueden dormir.

Lo peor es que cuando llega la mañana no pueden evitar ir a trabajar o estudiar. Sin un descanso adecuado, además de los riesgos de salud antes mencionados se reduce la capacidad de atención y aprendizaje, y encima aumentan las probabilidades de accidentes. El primer paso para abandonar este hábito es despojarse de todas las justificaciones, tales como «rindo mejor de noche», y evitar siempre que sea posible los somníferos, ya que pueden generar dependencia.

A los animales de hábitos nocturnos, por otro lado, también se los suele calificar como noctámbulos. Tal es el caso del búho, que caza en la oscuridad gracias a su gran desarrollo auditivo y visual.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2019. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de noctámbulo (https://definicion.de/noctambulo/)

Buscar otra definición