Definición de obispo

El vocablo griego epískopos, que puede traducirse como “supervisor”, llegó al latín tardío como episcŏpus. Ese es el antecedente etimológico inmediato de obispo, un término que se emplea en nuestra lengua para aludir al superior eclesiástico de una diócesis católica.

Obispo

Un obispo, por lo tanto, es un sacerdote al que se le confirió el primer grado de la jerarquía eclesiástica. Se trata del prelado que supervisa a los curas de una región determinada.

De acuerdo a la Iglesia católica y a otros cultos, los apóstoles ordenaron a los primeros obispos y esa sucesión se desarrolló de manera ininterrumpida hasta hoy. Los actuales obispos, por lo tanto, siguen una línea cuyos orígenes se remontan a los apóstoles: son sus sucesores.

Los obispos católicos, que visten de color púrpura y en determinadas ceremonias utilizan el báculo pastoral y la mitra, se encargan de la dirección de una diócesis. La iglesia principal de una diócesis recibe el nombre de catedral, que es donde el obispo tiene su cátedra.

El obispo diocesano u obispo ordinario es aquel que ejerce su función pastoral con la totalidad de las potestades. Para desarrollar su labor cuenta con el apoyo de obispos coadjutores y obispos auxiliares. También puede tener la colaboración de obispos titulares, que carecen de responsabilidad sobre un territorio específico y son oficiales de la Santa Sede.

Cabe destacar que el papa, además de ser la máxima autoridad de la Iglesia católica, es el obispo de Roma. Por lo tanto esa es una de las dignidades de Francisco.

De acuerdo a la Real Academia Española (RAE), por último, también se llama obispo a un pez que forma parte de la suborden de los ráyidos.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de obispo (https://definicion.de/obispo/)

Buscar otra definición