Definición de omnímodo

El vocablo latino omnimŏdus llegó al castellano como omnímodo. Así se denomina a aquello que comprende y abarca todo.

Omnímodo

El término suele emplearse respecto al poder. El poder omnímodo no tiene límites ni contrapeso, por lo cual aquel que lo ostenta puede imponer su voluntad y actuar de acuerdo a sus intereses, sin preocuparse por las consecuencias.

Muchas veces se alude al poder omnímodo que, a lo largo de la historia, dispusieron ciertos reyes, emperadores o dictadores. Por lo general la noción se usa cuando no hay mecanismos democráticos que permitan la participación ciudadana ni hay una división de poderes (el gobernante controla el poder ejecutivo, el poder legislativo y el poder judicial de manera simultánea).

En la práctica, de todos modos, el poder omnímodo no existe. Siempre hay algún mecanismo de control o se ejerce una resistencia a las medidas del mandatario.

Podemos encontrar muestras claras de poder omnímodo en el terreno de la ficción. En la novela “1984” del británico George Orwell, un partido llamado Ingsoc (o Socing, en castellano) dirige un Estado totalitario que tiene la capacidad de eliminar las pruebas de existencia de otras realidades distintas a la suya. Ingsoc es tan poderoso que puede manipular el presente y reescribir la historia de forma constante según sus necesidades.

Más allá del poder, el concepto de omnímodo sirve para calificar a lo que no encuentra fronteras o barreras. Por ejemplo: “Cuando era chico, mi curiosidad omnímoda me llevó a meterme en problemas varias veces”, “El uso omnímodo del teléfono no es saludable”, “El cineasta volvió a evidenciar su imaginación omnímoda”.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de omnímodo (https://definicion.de/omnimodo/)

Buscar otra definición