Definición de oriente

Oriente es un concepto que se utiliza como sinónimo de este. Dicho término, a su vez, puede aludir al punto cardinal, a aquello que se encuentra en la zona este o al sitio que se ubica al este de otro.

Oriente

Por ejemplo: “Para llegar a la laguna debes avanzar diez kilómetros hacia el oriente”, “En el oriente de la ciudad vive la gente más acaudalada”, “Al oriente de San Lucas se encuentra El Oasis, un pequeño paraje donde viven unas cuarenta personas”.

En el mundo occidental, se nombra como Oriente a Asia. En este caso, la noción debe escribirse con mayúscula inicial, según lo explicado por la Real Academia Española (RAE) en su diccionario.

De acuerdo a su cercanía al mar Mediterráneo, Oriente suele ser dividido en Oriente Próximo (también llamado Próximo Oriente, Oriente Cercano o Cercano Oriente), Oriente Medio (Medio Oriente) u Oriente Extremo (Extremo Oriente, Oriente Lejano o Lejano Oriente).

No existen definiciones precisas o exactas sobre la conformación de cada una de estas regiones. En Oriente Próximo, se suele incluir a países como Armenia, Turquía, Israel, Irán, Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Arabia Saudita, entre otros.

Oriente Medio, en tanto, en ocasiones se emplea como sinónimo de Oriente Próximo. Sin embargo, también se lo puede circunscribir al sudoeste asiático, con naciones como Nepal, Afganistán, Pakistán e India.

Oriente Extremo, finalmente, refiere al este de Asia. De acuerdo a esta delimitación, Vietnam, Tailandia, Malasia, Japón, Filipinas, Corea del Sur, Corea del Norte, China y hasta una parte de Rusia forman parte del Oriente Extremo.

OrienteLas diferencias culturales entre Oriente y Occidente son realmente considerables. De ambos lados generan una suerte de fascinación que probablemente se asemeje a lo que sentiríamos al conocer a un ser de otro planeta. Uno de los puntos que primero afloran en esta búsqueda de contrastar «nuestro» mundo y el oriental es la relación con el trabajo, y no es para nada despreciable ya que en ella podemos advertir los rasgos principales de estas civilizaciones.

Empecemos por nuestra forma de entender el trabajo: si bien no es correcto generalizar, y esto tampoco nos serviría para describir a todas las personas de Oriente como si se tratara de entidades iguales, sabemos que en los países de habla hispana no somos muy amantes de la disciplina ni de la rutina; no disfrutamos de levantarnos temprano ni de agachar la cabeza para recibir órdenes, sino que tendemos al conflicto, a la confrontación, porque nos cuesta aceptar que alguien esté «por encima de nosotros».

Todo esto es digno de ser debatido, ya que desde nuestro punto de vista todos deberíamos recibir el mismo respeto, las mismas oportunidades y cargar con una parte proporcional de responsabilidades. Pero en varios países de Oriente la figura del empleador es vista con una admiración para nosotros desmedida, como si realmente se tratara de alguien superior. En Japón, por ejemplo, esta visión de los cargos superiores también se extiende a los docentes y miembros del gobierno, y se refleja no solo en el trato respetuoso sino en el lenguaje que deben usar para comunicarse con ellos, tanto oral como físicamente.

De modo similar y como una consecuencia casi inevitable, la visión que tienen de sí mismos en Oriente suele ser relativamente despectiva, distorsionada en propio detrimento. Por ejemplo, las personas orientales tienen muchas dificultades para expresar sus opiniones en público, y de hecho intentan evitarlo por todos los medios; los occidentales, por otra parte, solemos adorar la atención de los demás y nos atrae la posibilidad de hacer públicas nuestras ideas. De este modo, los orientales también presentan una tendencia peligrosa a ocultar sus sentimientos, algo que da lugar a suicidios aparentemente inesperados con bastante frecuencia.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2019. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de oriente (https://definicion.de/oriente/)

Buscar otra definición