Definición de osciloscopio

Un osciloscopio es un dispositivo que exhibe magnitudes físicas en una pantalla. De esta manera permite representar gráficamente señales eléctricas que cambian con rapidez.

Osciloscopio

Lo que hace el osciloscopio es mostrar las señales a modo de coordenadas. Por lo general, a nivel horizontal (el eje X) se plasma la representación del tiempo, mientras que de forma vertical (el eje Y) se presentan las tensiones. La imagen resultante recibe el nombre de oscilograma.

Algunos equipos recurren a un eje Z que representa otra entrada, controlando la luminosidad. Así es posible atenuar o resaltar ciertos tramos de la traza según la velocidad de transición o la frecuencia de repetición.

Los osciloscopios, en definitiva, son instrumentos de medición. Según la tecnología que emplean, se puede hablar de osciloscopios analógicos y osciloscopios digitales.

Los osciloscopios pueden indicar el voltaje, el periodo y la frecuencia de una señal, señalar el ruido y calcular la fase entre dos señales. Por sus características resultan útiles para conocer la potencia de un sonido o el ritmo cardíaco, por ejemplo.

La precisión para medir el voltaje de entrada depende la resolución del osciloscopio. Dicho valor puede modificarse a partir del ajuste de la escala vertical. El ancho de banda, en tanto, señala en qué rango de frecuencias el dispositivo se encuentra preparado para ofrecer medidas confiables, mientras que el tiempo de subida alude al pulso de subida más rápido que está en condiciones de estimar.

El voltaje de entrada máximo, la sensibilidad horizontal, la sensibilidad vertical, el número de canales y la tasa de muestreo son otras características que definen los alcances del osciloscopio.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de osciloscopio (https://definicion.de/osciloscopio/)

Buscar otra definición