Definición de osmorregulación

Se denomina osmorregulación al proceso activo que permite la regulación de la presión osmótica del organismo, conservando el balance osmótico en las membranas corporales. Para comprender el concepto, es necesario prestar atención a varias nociones.

Regulación osmótica

La idea de homeostasis alude a los fenómenos de autorregulación que posibilitan mantener constantes las propiedades y la composición del medio interno del organismo. En este marco es importante la presión osmótica, ejercida por las partículas de un disolvente que se halla en una disolución sobre la membrana que establece una separación de otra disolución de mayor concentración. El balance osmótico, en tanto, refiere al equilibrio entre agua y sales.

Osmorregulación agua salada

Los desafíos de la osmorregulación son diferentes en aguas dulces y saladas


Retomando la osmorregulación, también conocida como regulación osmótica, consiste en mantener la homeostasis del cuerpo en lo que refiere al contenido de agua y las concentraciones de soluto. Esto es clave ya que las reacciones del metabolismo se llevan a cabo en ambientes líquidos, con lo cual se necesita que las concentraciones de agua y solutos estén dentro de los límites apropiados.

Lo osmorregulación requiere que los solutos se muevan entre el medio interno y el exterior bajo ciertos parámetros. Por eso es clave el control de la ósmosis.

Hay que tener en cuenta que al organismo ingresan electrolitos y agua de manera regular a partir del consumo de alimentos. El excedente de estos elementos y los desechos producidos por el organismo son transportados a los riñones y luego excretados, lo que ayuda a mantener el balance osmótico. Si la osmorregulación falla, pueden acumularse desechos o agua, con graves efectos para la salud.

Diferentes ambientes

Podemos encontrar osmorregulación en animales acuáticos y terrestres. Los primeros poseen una adaptación que les permite vivir en un amplio número de hábitats, que va desde el agua dulce hasta el agua extremadamente salada, de manera que los desafíos en este marco son también muy diversos. Además, no todas las especies funcionan en el mismo rango de concentración osmótica: los organismos estenohalinos aceptan uno estrecho, mientras que los eurihalinos, uno amplio.

En el ambiente terrestre, uno de los problemas más importantes es la deshidratación. Con respecto a la concentración osmótica, estos animales poseen desde un veinticinco hasta un cincuenta por ciento menos que los marinos, aunque más que los de agua dulce. La obtención de agua se produce de tres maneras: bebiéndola de manera directa, ingiriéndola junto con la comida o produciéndola por medio de la oxidación de carbohidratos, proteínas y lípidos.

Osmorregulación en vegetales

Este fenómeno también tiene lugar en las plantas. Dependiendo de la cantidad de agua que necesiten para vivir, podemos reconocer tres clases: las plantas hidrófitas, que se adaptaron a vivir sumergidas parcial o totalmente en el agua; las mesófitas, que se adaptaron a un consumo medio de agua; las xerófitas, que pueden vivir en la aridez. Las plantas halófitas, por otro lado, son aquellas que pueden desarrollarse en suelos con concentraciones de sal considerables.

Osmorregulación plantas

En el reino vegetal también apreciamos la osmorregulación


Las xerófitas crecen en desiertos y las halófitas, en suelos salinos, y ambas se exponen de forma casi continua a un fenómeno que se conoce como estrés hídrico: se da cuando la planta exige más agua de la que puede obtener a lo largo de un período de tiempo, o bien cuando debe restringir su consumo a causa de la calidad del agua. Entre los mecanismos que usan para poder vivir con estas limitaciones se encuentra un uso especialmente eficiente. También hay plantas que tienen una cutícula gruesa que retiene el agua con mucha efectividad.

No debemos dejar de mencionar que las especies de suelos salinos tienen un potencial osmótico bajo a nivel celular, gracias a lo cual el agua ingresa en su organismo con mayor facilidad, un ejemplo claro de osmorregulación. Gracias a excluir los iones en las hojas o a tener las vacuolas organizadas en compartimentos, consiguen que las sales no les provoquen lesiones.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2020. Actualizado: 2021.
Definicion.de: Definición de osmorregulación (https://definicion.de/osmorregulacion/)

Buscar otra definición