Definición de oxidación

Oxidación procede de oxígeno. Y esta palabra hay que subrayar que proviene del griego, concretamente de la suma de dos componentes de esa lengua: “oxys”, que puede traducirse como “ácido”, y “genos”, que es equivalente a “producir”.

Oxidación

La oxidación es el proceso y el resultado de oxidar. Este verbo refiere a generar óxido a partir de una reacción química. El óxido, por otra parte, es lo que se produce cuando el oxígeno se combina un metal o con los elementos conocidos como metaloides.

Cuando se produce la oxidación de un ion o de un átomo, el elemento en cuestión pierde una cierta cantidad de electrones. Considerado un sistema, la oxidación implica que uno de los elementos se desprenda de electrones y que otro los asimile. De este modo, lo que se produce es una transferencia de electrones.

El elemento que concede los electrones se conoce como agente reductor y es el que se oxida. El agente oxidante, en cambio, se queda con los electrones que el reductor libera. Mientras que el estado de oxidación del primero se incrementa, el estado de oxidación del segundo se reduce.

No menos importante es establecer que existen dos tipos de oxidación fundamentalmente:
• Oxidación lenta, que es la que se produce por causa del agua o del aire y que supone que los metales pierdan su brillo al tiempo que provocan su corrosión.
• Oxidación rápida, que es la que tiene lugar cuando ha hecho acto de presencia la combustión, desprendiendo importantes niveles de calor. Suele producirse, de modo fundamental, en lo que son elementos que cuentan con hidrógeno o carbono.

Cabe destacar que los elementos químicos cuentan con un número de oxidación. Todos los elementos disponen de una carga aparente dentro de los compuestos, que tiende a obedecer la regla del octeto (una tendencia que indica cómo suelen comportarse los iones). De acuerdo a esta regla, los átomos suelen contar con 8 electrones en el nivel energético más externo. Si un átomo X requiere de 5 electrones para cumplir la regla del octeto, su número de oxidación será 5-. En cambio, si un átomo Y cuenta con los 5 electrones que se deben aportar para lograr que el átomo X respete la mencionada ley, el número de oxidación de éste será 5+.

Hay que decir que la reacción totalmente opuesta a la oxidación es la reducción. Y se define por ser aquella en la que la especie química en cuestión se encarga de acepta electrones.

No podemos pasar por alto el concepto de estado de oxidación. Este término se emplea para referirse al indicador que viene a establecer el grado de oxidación que tiene un átomo que se encuentra formando parte de una sustancia química o de un compuesto determinado.

De la misma manera, tampoco hay que olvidarse de lo que se conoce como reacción de reducción-oxidación. Esta viene a ser una reacción de tipo químico en la que se produce un cambio en los estados de oxidación. Y todo porque uno o más de los electrones proceden a transferirse entre los reactivos existentes.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2013. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de oxidación (https://definicion.de/oxidacion/)
Top