Definición de pañal

El latín es la lengua en la que se encuentra el origen etimológico de pañal. Así, podemos establecer que deriva concretamente del vocablo “pannus”, que es equivalente a “paño”, “tela” o “trozo de tela”.

Pañal

El concepto de pañal se utiliza para aludir a la prenda que se pone a los bebés y niños pequeños y que utilizan los adultos que padecen incontinencia urinaria o que no pueden desplazarse hasta el cuarto de baño. Los pañales se confeccionan con materiales absorbentes para que los desechos orgánicos no contaminen el entorno y el usuario se mantenga lo más limpio posible.

El pañal, por lo tanto, es un artículo de necesidad para quienes no pueden controlar los esfínteres. También es útil para las personas que, por algún motivo, no tienen acceso a un baño durante periodos prolongados.

La finalidad del pañal es contener y absorber los desperdicios para que el individuo esté confortable. Una vez que la capacidad del pañal se colma, es necesario cambiarlo por otro.

Es importante conocer que cuando hablamos de pañales para bebés hay distintos tipos. Así, por ejemplo, si tenemos en cuenta lo que es el material con el que se han confeccionado hay tres modelos diferentes:
-El pañal desechable es el que se compone de polietileno y polipropileno, aunque puede llevar alguna capa con aloe vera e incluso con algún tipo de vitamina. Como su propio nombre indica, es de un solo uso, resulta muy absorbente y dispone de unas tiras adhesivas en los laterales para poder cerrar y abrir el pañal con facilidad.
-Pañal ecológico, por su parte, es el que se fabrica con una tela exterior llamada PUL y con un interior conformado por bambú o microfibra. También es desechable, aunque contamina menos que el anterior, pero se puede usar varias veces tras ser lavado siguiendo unas indicaciones muy concretas.
-Pañal de tela. Este ha vuelto a recuperar su uso en los últimos años ya que se ha perfeccionado tanto su diseño como su facilidad de lavado. Se limpia fácilmente con agua y jabón, por lo que se puede utilizar durante mucho tiempo, y se considera que entre sus ventajas están también que evita las rozaduras en la piel del bebé.

Si tenemos en cuenta la edad del bebé, su peso o el momento en el que se va a utilizar, los tipos de pañales más frecuentes son la braga pañal, el pañal bañador o el pañal nocturno.

El origen de los pañales es remoto. Los romanos, los egipcios y los aztecas, por ejemplo, usaban ciertas pieles y hojas para cubrir a los bebés que cumplían funciones similares a las de los pañales actuales.

Durante muchos años se emplearon pañales de tela. A partir de la segunda mitad del siglo XX, se popularizaron los pañales descartables. Actualmente, de todos modos, hay quienes optan por los pañales de tela para minimizar la generación de residuos.

Es importante mencionar que los animales también pueden usar pañales. Ante ciertas enfermedades o problemas de desplazamiento de una mascota, es posible que su dueño recurra a pañales para evitar que el ejemplar ensucie la vivienda, o se ensucie a sí mismo, con orina y materia fecal.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2019. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de pañal (https://definicion.de/panal/)

Buscar otra definición