Definición de pedicuría

El concepto de pedicuría no forma parte del diccionario de la Real Academia Española (RAE). De todos modos, es habitual que se use como sinónimo de pedicura: el cuidado de los pies.

Pedicuría

La pedicuría o pedicura, por lo tanto, es el tratamiento de los trastornos que afectan a los pies, como uñeros o callos. La noción también alude a los procedimientos que se llevan a cabo por cuestiones estéticas.

Al experto en pedicuría se lo denomina pedicuro (o pedicura, si se trata de una mujer). Su trabajo consiste en tratar la afecciones cutáneas de los pies y en embellecer esta parte del cuerpo, incluyendo las uñas.

Cortar y limar las uñas de los pies son dos de las acciones más frecuentes de la pedicuría. La pintura de las uñas también es habitual. Por otra parte, en el caso de detectarse la presencia de algún hongo, el especialista puede indicar un tratamiento antimicótico.

Más allá de las uñas, la pedicuría se centra en los callos (las durezas de la piel). En este marco, la sesión puede incluir el uso de piedra pómez y de diversas sustancias exfoliantes e hidratantes para ablandar la piel y revitalizarla.

A nivel general, puede afirmarse que una sesión estándar de pedicuría se inicia con la eliminación del esmalte de las uñas, en el caso de que lo hubiera. Luego los pies se colocan en una tina con agua caliente para lavarlos y ablandar los callos. Hecho esto, el pedicuro pasa a cortar y limar las uñas y a limpiar y suavizar la piel de la planta del pie y del talón, eliminando las células muertas. Finalmente, tras la aplicación de un esmalte protector en las uñas, se realiza el coloreado.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de pedicuría (https://definicion.de/pedicuria/)

Buscar otra definición