Definición de plumaje

El plumaje está formado por las plumas que cubren el cuerpo de un ave. Una pluma, en tanto, es una estructura córnea que dispone de un tubo o cañón incrustado en la piel y de un eje que sobresale y exhibe barbillas.

Plumaje

Todas las plumas de un animal, en su conjunto, componen el plumaje. Es importante destacar que cada especie presenta un plumaje específico, con diferentes colores, patrones y características en general.

Para el ave, el plumaje es un recurso muy importante ya que le brinda protección frente al frío y el agua y contribuye a facilitar su vuelo. Por su parte el ser humano, sobre todo en el terreno de la ornitología, analiza este plumaje para reconocer a las diferentes especies y subespecies.

En muchos casos, el estudio del plumaje también permite saber si el ejemplar está atravesando alguna enfermedad. Incluso aporta datos sobre su sexo y edad.

El plumaje además cumple con otras funciones. Puede servir para la atracción sexual, como herramienta para intimidar o a modo de camuflaje, por mencionar algunas posibilidades.

En la actualidad, las aves son los únicos animales con plumas; en el pasado, se estima que los dinosaurios también tenían plumas en algunas partes de su cuerpo, aunque probablemente no exhibían un plumaje total. Esta diferencia con el resto de las especies también se refleja en las funciones que cumplen sus plumas, algunas de las cuales se mencionan anteriormente. El vuelo es sin duda la más característica, y esto lo consiguen gracias a la rigidez de las que se ubican en sus alas, que permiten impulsar todo el cuerpo hacia arriba «apoyándose» sobre el aire.

Con respecto al calor corporal, el plumaje cuenta con diversos tipos de plumas, y entre ellas están las que se encargan de la regulación térmica. Por ejemplo, las llamadas semiplumas retienen bolsas de aire caliente, cuya temperatura también pueden regular dependiendo de la época del año y sus necesidades particulares. Esto lo hacen con movimientos rápidos muy característicos, que podemos apreciar especialmente durante el invierno.

Otra función relacionada con las inclemencias del tiempo es la protección contra el viento, el cual pueden frenar gracias a la fuerza de algunas de sus plumas. También evitan los efectos negativos del sol y la acumulación de humedad que podría acarrear la lluvia; esto último lo consiguen por medio de unas plumas especiales que repelen el agua y le impiden penetrar en el resto del plumaje.

PlumajeNo debemos olvidar que algunas aves pueden nadar. Para ello el plumaje también resulta imprescindible, ya que hacen las veces de pequeñas aletas que las ayudan a propulsar su cuerpo hacia adelante. Un claro ejemplo de esta habilidad se da en los pingüinos, excelentes nadadores naturales.

El plumaje también sirve para permitirle al ave que flote sobre el agua, algo que se ve normalmente en los patos. Si el agua está fría, entonces entra en acción la regulación térmica para contrarrestar las bajas temperaturas. El urogallo, un ave galliforme originaria de Europa del Este, tiene sus patas cubiertas de plumas, algo que se acentúa en invierno para facilitarle el movimiento por la nieve, dado que el tamaño de sus patas aumenta.

Lo habitual es que las aves desarrollen un proceso conocido como muda de plumaje. Esto implica que, al menos una vez al año, pierden sus plumas y las reemplazan por otras nuevas.

Se denomina plumaje, por otro lado, al penacho que se coloca como ornamentación en cascos y sombreros. En el Imperio romano, por ejemplo, los cascos de los soldados presentaban distintos plumajes. Gracias a estos penachos, era posible diferenciar entre las centurias, las legiones y otras unidades militares.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2019. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de plumaje (https://definicion.de/plumaje/)

Buscar otra definición