Definición de portaobjetos

Un portaobjetos es un componente de un microscopio. Así se denomina a la pieza sobre la cual se coloca aquello que se pretende observar.

Portaobjetos

También mencionado como portaobjeto, se trata de una lámina o placa adicional al dispositivo en sí mismo. Cabe recordar que un microscopio es un instrumento que, equipado con lentes, permite la visualización de elementos que resultan muy pequeños para ser registrados a simple vista.

El portaobjetos suele ser una lámina de cristal. Sobre ella deben disponerse los objetos o las sustancias que se pretenden examinar con el microscopio.

Por lo general, la muestra a analizar se ubica sobre el portaobjetos y luego el portaobjetos se coloca debajo del microscopio. Además existen los llamados cubreobjetos, que son hojas transparentes que se sitúan sobre la muestra. Así, en algunos casos se emplaza el objeto sobre el portaobjetos, luego se lo cubre con el cubreobjetos y finalmente se lo observa a través del microscopio.

Aunque existen portaobjetos de diversas características, los más comunes tienen 1 milímetro de espesor y medidas de 75 x 22 mm. El investigador debe poner la muestra (microorganismos, tejidos, etc.) sobre su superficie y después insertar el portaobjetos en el microscopio. Si necesita asegurar la muestra, puede recurrir además a un cubreobjetos.

Los portaobjetos con cavidades, en tanto, cuentan con uno o dos huecos diseñados para la observación de especímenes grandes, como minerales o insectos. Las cavidades también ayudan a la visualización de partículas que están en suspensión.

Otros portaobjetos presentan bandas de color en sus bordes. Este detalle facilita la tarea de identificación de las muestras.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de portaobjetos (https://definicion.de/portaobjetos/)

Buscar otra definición