Definición de prevención primaria

En el terreno de la medicina, se habla de prevención para aludir a las acciones que se llevan a cabo con el objetivo de evitar o reducir el impacto de una enfermedad. De acuerdo a sus características, existen distintos tipos de prevención.

Prevención primaria

La prevención primaria apunta a impedir la adquisición de la enfermedad. Esta instancia, por lo tanto, implica actuar antes de la irrupción del trastorno.

Puede afirmarse que la prevención primaria busca que la persona no se enferme. Con dicho objetivo, los médicos deben desarrollar ciertas estrategias y actuaciones.

Las campañas para fomentar el uso de preservativos en las relaciones sexuales constituyen un ejemplo de prevención primaria. Si se utiliza condón, el riesgo de contagiarse enfermedades de transmisión sexual, como sida o gonorrea, se reduce muchísimo: se estima la efectividad de estos productos para evitar los contagios ronda el 98%. Así, estas campañas ayudan a frenar las epidemias.

A través de la prevención primaria, en definitiva, se pretende accionar sobre los factores de riesgo o los agentes causales. Estas iniciativas están dirigidas a los individuos sanos.

Como decíamos líneas arriba, existen otros niveles de prevención más allá de la prevención primaria. La prevención secundaria tiene la finalidad de lograr la detección precoz de la enfermedad y su inmediato abordaje para imposibilitar o dificultar su desarrollo.

Tras la prevención primaria y la prevención secundaria aparece la prevención terciaria, asociada al tratamiento del mal para conseguir la rehabilitación del sujeto. Finalmente, los expertos refieren también a la prevención cuaternaria, centrada en las recaídas.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de prevención primaria (https://definicion.de/prevencion-primaria/)

Buscar otra definición