Definición de SIDA

El SIDA o sida es una enfermedad viral caracterizada por la ausencia de respuesta inmunitaria. El término es el acrónimo de Síndrome de Inmuno-Deficiencia Adquirida.

SIDA

El VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) es el virus que causa la enfermedad conocida como SIDA. El mismo fue descubierto por el investigador francés Luc Montagnier en el año 1983.

Es importante tener en cuenta que no es lo mismo estar infectado por el VIH que tener SIDA. Las personas que pertenecen al primer grupo se consideran seropositivas, o sea que presentan anticuerpos en la sangre a causa de la presencia del virus; es recién cuando estas defensas se vuelven insuficientes que se desarrolla un cuadro de SIDA.

El VIH se transmite mediante la sangre, el semen, las secreciones vaginales y la leche materna. Esto quiere decir que los sujetos seropositivos deben hacer lo posible por evitar el intercambio de dichos fluidos ya que pueden contagiar a otras personas y, de esta forma, propagar el SIDA.

Muchas personas tienden a creer que el SIDA convierte la vida cotidiana en un campo minado, y esto no es necesariamente cierto; el uso de condones para mantener relaciones sexuales, por ejemplo, es un acto de responsabilidad que todos deberían realizar, sobre todo cuando no conocen el estado de salud del otro individuo.

Por otro lado, compartir un vaso, abrazar, besar en la mejilla o dar la mano, son acciones que no implican ningún riesgo de contagio. La prevención del SIDA, por lo tanto, implica responsabilidad y una correcta educación acerca de los verdaderos límites de esta enfermedad.

El SIDA puede ser tratado mediante terapias con fármacos antirretrovirales, que actúan en distintas etapas del ciclo vital del VIH. Hay científicos que sostienen, sin embargo, que los antirretrovirales producen SIDA, aunque esta teoría suele ser rechazada por la mayoría de los especialistas.

El mito del SIDA y la homosexualidad

SidaDe acuerdo al especialista en inmunología Michal S. Gottlieb, quien trabajaba en el hospital de la Universidad de California, Los Ángeles, cuando los primeros casos de SIDA se manifestaron en los Estados Unidos, la relación entre esta terrible enfermedad y la homosexualidad fue una desafortunada coincidencia, el producto de una manipulación mediática que se valió de la realidad cultural de la época.

Fue en enero del año 1981 cuando trató al primer paciente con SIDA, que ingresó en la clínica con una severa neumonía y mostrando una importante pérdida de peso. Se trataba de un hombre homosexual, que murió en menos de un año, junto con el puñado de casos similares que le siguieron. Michael comenta que ninguna de estas personas era consciente de que portaban un trastorno inmunológico, una bomba de tiempo que los consumiría en pocos meses; algunos de ellos pensaban que una inyección bastaría para curarlos.

Luego de tres cuadros similares, los médicos supieron que se encontraban frente a una nueva enfermedad, un hito en la medicina, aunque jamás imaginaron que se trataba de la futura causa de millones de muertes. Curiosamente, dado que todos los primeros pacientes habían sido homosexuales, la percepción de los científicos fue que la sexualidad estaba, de algún modo, relacionada con el virus. Sin embargo, cuando el Estado rastreó Nueva York y San Francisco en busca de casos similares, aparecieron las víctimas heterosexuales.

La opinión de Michael con respecto a la supuesta relación entre el SIDA y la homosexualidad se explica por una serie de coincidencias históricas: el virus llegó a Norte América en los años 60, y comenzó a transmitirse por el uso indiscriminado de jeringas; sin embargo, una década más tarde, se vivió una liberación sexual que acarreó la promiscuidad entre los homosexuales, razón por la cual el volumen inicial de sus casos superó al de los heterosexuales.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2010. Actualizado: 2010.
Definicion.de: Definición de SIDA (https://definicion.de/sida/)