Definición de profundidad

Escuchar el artículo

Profundidad, del latín profunditas, es la cualidad de profundo (algo que resulta más hondo que lo regular, que se encuentra extendido a lo largo o que penetra mucho). La profundidad también hace referencia a la parte honda de algo (como ser, por ejemplo, de una piscina).

Veamos su uso en algunas oraciones de ejemplo: “Ten cuidado: esta piscina tiene una profundidad de casi tres metros”, “Se internó en la profundidad del bosque y nunca más regresó”, “A medida que descendía, la cueva parecía tener una profundidad cada vez mayor”.

Arte

A través del uso de las proporciones y de diversas técnicas, un pintor puede generar un efecto de profundidad en su obra.

Efecto de profundidad en una superficie plana

La profundidad permite nombrar a la dimensión de los cuerpos perpendicular a una superficie dada.

En las superficies planas, la profundidad es sólo un efecto que se logra de acuerdo a diversas técnicas y al uso de las proporciones: “El artista logró una sensación de profundidad con líneas tenues y un cuidado uso de la luz”, “La profundidad que el artista callejero ha conseguido darle a su obra es verdaderamente impresionante”.

Pileta

La profundidad de una piscina está dada por la distancia existente entre su fondo y la superficie.

La tecnología 3D

En los gráficos generados por ordenador, la aparición de la profundidad representó una gran revolución, tanto en la industria del cine como en la lúdica, aunque también ha repercutido en la ciencia. En este caso, sin embargo, es necesario distinguir entre imágenes construidas a partir de puntos ubicados en un mundo tridimensional y proyecciones estereoscópicas, o sea, que permitan a los espectadores percibir la profundidad de los escenarios, como si la pantalla fuese una ventana hacia otra realidad.

Para confusión de muchos consumidores, ambas tecnología se abrevian de la misma forma: 3D. Sin embargo, la estereoscopía es una práctica muy antigua, que data de mediados del siglo XIX y que consiste en mostrar a cada ojo una imagen diferente, la misma escena vista desde dos ángulos ligeramente distintos, para que el cerebro sea capaz de recrear la profundidad sin mucho esfuerzo.

Los objetos tridimensionales creados por ordenador pueden ser mostrados en pantallas bidimensionales, como ocurre en la mayoría de los casos, desde hace ya dos décadas: decenas de millones de personas llevan años explorando mundos cuya profundidad deben entender a través de su propia experiencia, ya que los monitores convencionales no ofrecen ningún tipo de ayuda al cerebro para dicho cálculo.

Profundidad de una herida

Es interesante mencionar que una herida profunda es aquella que atraviesa la piel y puede adentrarse en el cuerpo hasta llegar a los músculos y huesos.

“La profundidad de la herida obligó a los médicos a operar de forma urgente” es una expresión que muestra este uso de la noción.

Uso simbólico del concepto

En un sentido metafórico o simbólico, la profundidad es la penetración u hondura de las ideas o los pensamientos. Lo profundo, por lo tanto, resulta opuesto a lo superficial.

En otras palabras, se trata de un concepto que implica llegar hasta la esencia de una cuestión y no quedarse en lo aparente: “Es un libro muy profundo, a través del cual el autor desnuda su alma y entrega sus confesiones más privadas”, “En el afán de demostrar su profundidad, muchos famosos ignoran las preguntas de sus entrevistadores y elaboran declaraciones muy forzadas”.

Profundidad y subjetividad

Cabe señalar que la profundidad de una idea o, a grandes rasgos, de una persona es relativa a la apreciación de otro individuo, por lo cual no se trata de una característica rígida o estática de su personalidad. Para muchos, sentirse atraído por las tendencias de la moda y la estética es una actitud superficial, que presta atención a lo material y descuida el desarrollo interior; del mismo modo, existe una idea generalizada que califica de profundos a quienes se apasionan por la lectura.

Sin embargo, a los seres humanos nos resulta especialmente difícil observar nuestra propia vida desde una perspectiva externa, juzgarnos como lo hacen los demás, aceptar y entender nuestros defectos y nuestras debilidades; por lo tanto, no se puede pretender que una persona que a los ojos de otra es superficial, lo reconozca, o que alguien considerado profundo y muy instruido tenga esa misma visión de sí mismo.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2010. Actualizado: 2022.
Definicion.de: Definición de profundidad (https://definicion.de/profundidad/)

Buscar otra definición