Definición de saldo migratorio

La noción de saldo puede utilizarse con referencia al resultado de una cuenta o a la conclusión derivada de un determinado análisis. Migratorio, por su parte, es aquello relacionado con las migraciones: los desplazamientos de personas o animales entre diferentes territorios.

Saldo migratorio

Se conoce como saldo migratorio a la diferencia existente entre la emigración y la inmigración en una cierta región. Para calcular el saldo migratorio de un lugar, por lo tanto, se debe restar la cantidad de emigrantes (es decir, el número de personas que se marcharon del lugar para radicarse en otros sitios) a la cantidad de inmigrantes (la cifra de individuos arribados desde otros lugares con el fin de radicarse en el nuevo territorio). Si lo presentamos como una fórmula:

Saldo migratorio = Cantidad de inmigrantes – Cantidad de emigrantes

Con esto en claro, podemos decir que el saldo migratorio positivo revela que el ingreso de población superó al egreso de población. En contrapartida, el saldo migratorio negativo supone que la cantidad de gente que se marchó es superior a la cantidad de gente que ingresó.

En España, por ejemplo, a raíz de la crisis económica se ha producido un notable cambio en el saldo migratorio. Así, en los últimos años, ha visto cómo ha pasado de que este fuera positivo a que ahora resulte negativo.

En concreto, según los últimos datos que han aparecido en distintos estudios y estadísticas, pasó de ser positivo en el año 2008, con +243.500 personas, a negativo a partir de ese momento y durante los posteriores años. Así, se establece que entre 2008 y 2013 se produjo una reducción de entradas de 269.000 personas al año. Y eso sin olvidar que, por otro lado, se impulsaron las salidas con una cifra de unos 200.000 individuos al año.

Muchas son las causas que podrían explicar ese fenómeno. No obstante, la más importante, sin lugar a dudas, es la falta de trabajo, que lleva a que tanto los propios españoles se tengan que marchar fuera para encontrar un empleo como a que los inmigrantes que habían venido se vean en la necesitar de regresar a sus hogares o a irse a otros países para poder hallar uno.

Es importante saber que el saldo migratorio no tiene que ver con el aumento o el retroceso de la cantidad de habitantes de la región, ya que no contempla los nacimientos ni los decesos.

Veamos un ejemplo. Un estudio determina que un país X recibió 40.000 inmigrantes en el último año mientras que, en el mismo periodo, 28.000 personas decidieron irse a vivir a otras naciones. El saldo migratorio, de este modo, es 12.000.

Además de todo lo expuesto, no podemos pasar por alto que hay dos tipos de saldos migratorios que se refieren a una región concreta:
-El externo, que viene a ser la diferencia que existe entre los inmigrantes extranjeros y los emigrantes hacia el extranjero.
-El interno, que es el saldo que resulte de restar los emigrantes que van hacia otras regiones a lo que es la cantidad de inmigrantes recibidos de otras regiones.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de saldo migratorio (https://definicion.de/saldo-migratorio/)
Top