Definición de tarántula

Tarántula es un término que procede del vocablo latino tarantŭla, que a su vez deriva de Tarentum. Esta noción, por otro lado, refiere a la localidad italiana de Tarento (región de Apulia).

Tarántula

El concepto se usa para nombrar a las arañas que forman parte de la familia de los licósidos. Estos arácnidos habitan en gran número en la zona de Tarento debido al clima de la ciudad: de ahí su denominación.

Las tarántulas se caracterizan por su cuerpo redondeado en el abdomen y cubierto de vellos en el tórax. Se trata de arañas venenosas, cuya picadura genera una hinchazón aunque no resulta grave para las personas como se creía en la antigüedad.

La creencia popular señalaba que la picadura de una tarántula provocaba tarantismo: una agitación convulsiva con un profundo malestar. La tradición indicaba que, para combatir el tarantismo, había que realizar movimientos frenéticos que se conocían como taranta. Con el tiempo, se bautizó como tarantela a un baile que imita dichos movimientos.

Lo habitual es que la idea de tarántula refiera específicamente a la Lycosa tarantula. Este animal, que puede medir cerca de 30 milímetros de largo, habita en cuevas y entre las rocas. Las hembras, de mayor tamaño que los machos, pueden vivir unos cuatro años, mientras que los machos sólo viven la mitad de ese tiempo.

La familia de los licósidos, de arañas araneomorfas (un suborden de arañas caracterizadas por poseer quelíceros dispuestos de forma diagonal, que en sus extremos se entrecruzan) incluye a las mencionadas Lycosa, las que en el continente europeo se conoce generalmente como tarántula, aunque esto no sea del todo correcto y pueda acarrear ciertas confusiones.

Analizando la etimología del término lycos descubrimos que se trata de un término de origen griego que puede traducirse como “lobo”, y esto se refleja en la denominación que esta familia ha recibido en más de un idioma, como ser el inglés, en los cuales se las conoce como “arañas lobo”. Como se menciona más arriba, las arañas pertenecientes a esta familia suelen ser llamadas tarántula en el habla cotidiana.

TarántulaGracias al veneno, las tarántulas pueden cazar a sus presas. Cuando una tarántula muerde a un ser humano, le puede provocar una inflamación, como decíamos líneas arriba, pero no mayores complicaciones.

No todos los seres humanos temen a las tarántulas; de hecho, algunos deciden tenerlas como mascotas, aunque esto las prive de su libertad, así como sucede con los peces, las iguanas y los ratones, ya que las mantienen atrapadas en pequeñas estructuras de vidrio. Si bien no serían capaces de escapar de una jaula, sus “tutores” prefieren el cristal en muchos casos para protegerse del ataque de algunos géneros, como ser Brachypelma y Grammostola, que consiste en lanzar pelos urticantes para defenderse de sus depredadores, y que puede generar molestias graves en la epidermis, inflamar las mucosas si ingresan por las fosas nasales o grandes daños si entran en contacto con los ojos.

Con respecto a su alimentación, la tarántula puede cazar una amplia variedad de insectos, que incluye cucarachas y saltamontes, pero también es capaz de matar a ciertos roedores. El alto contenido en proteínas de su dieta es un punto clave para cambiar de piel con éxito, y también la ayuda a permanecer sin comer durante un período de hasta cinco días.

La tarántula suele cambiar de exoesqueleto dos veces al año, y se trata de un fenómeno muy delicado, especialmente si no vive en su hábitat natural. Cuando este proceso no tiene lugar de manera correcta, generalmente por la intervención inadecuada del ser humano, el animal puede perder la vida. Uno de los factores más importantes es la temperatura: la tarántula prefiere el calor, y es fundamental reproducir de la forma más aproximada el clima que necesita para sobrevivir.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de tarántula (https://definicion.de/tarantula/)