Definición de

Tratamiento de aguas residuales

El tratamiento de aguas residuales es el conjunto de procesos que se llevan a cabo para lograr la eliminación de los contaminantes presentes en aquella agua que, procedente de casas e industrias, contiene suciedad. Se trata de una acción muy importante para el cuidado de la salud.

Antes de avanzar es necesario definir qué son las aguas residuales, también mencionadas como aguas servidas, aguas cloacales, aguas fecales, aguas negras o aguas grises según el contexto. El concepto alude al agua que, luego de haber sido utilizada de algún modo en una vivienda o en una planta industrial, arrastra agentes contaminantes y el producto de la descomposición de sólidos. Esta particularidad hace que el líquido ya no presente las mismas propiedades que tenía anteriormente de su utilización.

Potabilización del agua

El tratamiento de aguas residuales permite eliminar microplásticos, parásitos y otros patógenos y contaminantes.

Características del tratamiento de aguas residuales

El tratamiento de aguas residuales implica el desarrollo de procedimientos biológicos, químicos y físicos para eliminar los elementos que introducen la contaminación. Dicha transformación tiene lugar en plantas de tratamiento que hacen posible, luego del saneamiento, la reutilización del agua.

Las aguas residuales pueden originarse en una casa (sobre todo en el baño y la cocina), un establecimiento comercial, la sede de una institución, una fábrica o una explotación agropecuaria, por mencionar algunas posibilidades. Aunque pueden se tratadas en el lugar de generación, por lo general son recogidas desde los sistemas de drenaje y luego trasladadas a una planta de tratamiento a través de una red de cañerías o tuberías.

Tanto la captación como el transporte y el tratamiento de las aguas residuales se encuentran sujetos a controles y normativas que apuntan a reducir los riesgos vinculados a los patógenos. Así se busca preservar la salud pública combatiendo al contaminación del agua.

Tecnología depuradora

En las últimas décadas, el avance de las tecnologías de tratamiento de aguas residuales han optimizado los procesos.

Las etapas

El tratamiento de aguas residuales, como ya indicamos, contempla la puesta en marcha de diferentes tipos de procesos. Es posible distinguir tres grandes etapas, aunque no siempre se desarrollan del mismo modo ni incluyen todos los procesos:

  • Tratamiento primario o tratamiento físico: En esta fase, también mencionada como pretratamiento, se realiza la separación de los sólidos y su posterior asentamiento.
  • Tratamiento secundario o tratamiento biológico: Incluye procesos biológicos para la degradación de la materia orgánica que se halla en suspensión. De este modo se actúa sobre los desechos humanos y los microorganismos a través de barros, lodos o fangos activados, desbaste y otros recursos.
  • Tratamiento terciario: Contempla los pasos finales como la microfiltración y la desinfección del agua (esta última acción supone un tratamiento químico).

En este conjunto de actividades pueden aparecer la separación física de los sólidos a través de tamices, mallas y rejillas; la trituración de partículas grandes; el desarenado; la sedimentación primaria y secundaria; las reacciones de precipitación; la ozonización; y el uso de bacterias para la conversación de la materia biológica, por ejemplo. El efluente ya tratado puede descargarse en el lugar apropiado o incluso ser reintroducido en una masa de agua o en un terreno.

Agua potable

El adecuado tratamiento de aguas residuales contribuye a la seguridad hídrica.

Tipos de aguas residuales

Existen distintas maneras de clasificar a las aguas residuales. Lo habitual es que se analice la procedencia para llevar a la cabo la tipificación.

En este sentido, se puede distinguir entre las siguientes clases:

  • Aguas residuales urbanas: Son los efluentes de los núcleos urbanos, donde hay hogares, locales comerciales y oficinas. Por lo general se trata de aguas con elevada cantidad de sólidos y contaminantes orgánicos.
  • Aguas residuales industriales: Provienen del sector secundario de la economía. Estas aguas industriales son desechadas por las diversas fábricas que hay en una región, conteniendo desde metales pesados (como mercurio, níquel y plomo) hasta diferentes productos sintéticos.
  • Aguas residuales agrícolas y ganaderas: Si bien la generación de aguas residuales por parte de la agricultura y la ganadería es acotada, el tratamiento de algunos productos y otras acciones producen estas aguas que tienen heces de los animales y sustancias químicas.
  • Aguas residuales pluviales: Surgen a partir del arrastre de la contaminación atmosférica por parte de la lluvia. Generalmente llegan a los sistemas de alcantarillado donde se mezclan con las aguas residuales urbanas.

Impacto en la salud y el medio ambiente

El agua es esencial para la vida. Si bien esto siempre estuvo claro, en el último medio siglo se tomó mayor conciencia sobre la incidencia de la contaminación del agua en la salud de las personas y en el medio ambiente.

La falta de agua potable, en este marco, sigue siendo un enorme problema para la humanidad. De hecho, millones de personas a nivel mundial ven vulnerado su derecho al agua. La comunidad internacional y las naciones más desarrolladas deben redoblar esfuerzos para impulsar el tratamiento de agua en países en desarrollo.

Es importante indicar la potabilización de las aguas residuales mediante coagulación, floculación, cloración y otros mecanismos haciendo uso de tecnologías y técnicas como la osmosis inversa y los rayos ultravioleta posibilita la recuperación de recursos y contribuye a resolver un enorme problema sanitario. Por supuesto el análisis de agua es indispensable para corroborar que ya no hay patógenos y que es apta para el consumo.

El tratamiento, asimismo, es necesario para que no se contaminen los ecosistemas acuáticos. Así se minimizan las enfermedades transmitidas por agua como el cólera y la disentería.

No se puede dejar de mencionar que la gestión del agua debe incluir también medidas contra el cambio climático para evitar inundaciones y otras problemáticas. Además se debe preservar el ciclo del agua de la influencia antropogénica.

Cómo citar este artículo Julián Pérez PortoPublicado por Julián Pérez Porto, el 11 de marzo de 2024. Tratamiento de aguas residuales - Qué son, definición, características y tipos. Disponible en https://definicion.de/tratamiento-de-aguas-residuales/
Buscar otra definición
x