Definición de yoga

Yoga es un término sánscrito que puede traducirse como “esfuerzo” o “unión”. El concepto tiene dos grandes aplicaciones: por un lado, se trata del conjunto de disciplinas físicas y mentales que se originaron en la India y que buscan alcanzar la perfección espiritual y la unión con lo absoluto; por otra parte, el yoga está formado por las prácticas modernas que derivan de la mencionada tradición hindú y que promueven el dominio del cuerpo y una mayor capacidad de concentración.

Yoga

En la actualidad, el yoga es practicado por quienes intentan alcanzar la integración del alma con Dios y por aquellos que buscan desarrollar su conciencia espiritual. El yoga también suele ser considerado como una especie de actividad física que ayuda a mejorar la elongación y la postura del cuerpo.

Existen múltiples escuelas y corrientes de yoga, que suelen compartir las mismas bases. Puede decirse que, de acuerdo con la doctrina hindú sobre la que se desarrolla el yoga, la esencia del ser humano es su alma, que está encerrada en el cuerpo. El cuerpo, a su vez, puede dividirse en el físico, la mente, la inteligencia y el ego.

La vida plena se alcanza a partir de la satisfacción de las necesidades físicas (con salud y actividades), psicológicas (el acceso al conocimiento y al poder) y espirituales (la búsqueda de paz y felicidad). Al satisfacer estas necesidades, el ser se encuentra en armonía.

Entre los numerosos beneficios del yoga, podemos distinguir los físicos y los mentales, expuestos a continuación

Físicos

Yoga* Generalmente, aumenta las energías del cuerpo, lo libera de toxinas, refuerza sus defensas naturales contra las enfermedades y los estímulos de su entorno, y optimiza su funcionamiento.

* Mejora la flexibilidad de músculos y articulaciones, aportando más vitalidad y agilidad.

* Incrementa la fuerza física, trabajando los músculos a la vez que mejora el aspecto general de nuestro cuerpo.

* Colabora con la estimulación del metabolismo y de los procesos anabólicos, con la circulación de la energía y con la oxigenación del cuerpo.

* Gracias a la mayor producción de endorfinas, contribuye con la disminución del dolor y de las inflamaciones que causan algunas condiciones físicas, generando un estado de relajación.

* El yoga es considerado por muchos como una medicina holística que previene y sana enfermedades crónicas; diversas investigaciones aseguran que mejora el estado de pacientes que sufren de asma, fatiga crónica, artritis y arterioesclerosis, entre otros trastornos.

* Ayuda a mejorar la respiración, lo cual repercute directamente en la salud de los órganos, además de enseñarnos a aprovechar mejor la energía.

* Protege la integridad de la columna vertebral, gracias al mejoramiento de la postura; los discos sufren un deterioro menor al normal, a causa de la irrigación de la sangre y de la mayor flexibilidad.

* Es una lucha natural contra el envejecimiento, una manera de combatir el estrés que devuelve a nuestro cuerpo la fluidez que perdemos al permitir que nos invadan los problemas.

* Por medio de ejercicios específicos, ayuda a estimular los órganos internos; destacan los resultados positivos que produce en los sistemas neurológico, endocrino, digestivo y respiratorio.

* Combate los riesgos de presión alta en la sangre y colabora con el control de sus niveles de colesterol y azúcar, además de mejorar la producción de antioxidantes.

Mentales

* Genera calma y agudiza el cerebro, brindándonos una mayor estabilidad emocional y mental.

* Es un buen recurso para luchar contra la depresión.

* Ayuda a combatir episodios de ira y de pánico.

* Mejora nuestra resistencia al estrés, el control de la ansiedad y el enfoque de la atención en las cuestiones importantes de nuestro día a día, evitando que los problemas nos ahoguen.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2010. Actualizado: 2013.
Definicion.de: Definición de yoga (https://definicion.de/yoga/)