Definición de anacoreta

Un vocablo griego llegó al latín medieval como anachoreta, que luego derivó, en nuestra lengua, en el término anacoreta. Así se llama al individuo que reside en una zona aislada, dedicado a la penitencia y al recogimiento.

Anacoreta

Un anacoreta, de este modo, vive alejado de la gente, por lo general con escasas pertenencias materiales. En su retiro, esta persona se entrega al rezo y a la expiación, orientándose a la espiritualidad.

En la antigüedad, hubo individuos católicos que se convirtieron en anacoretas al escapar del acoso que se ejercía sobre quienes profesaban su fe. De esta forma decidieron alejarse de la sociedad y volcarse a cumplir con los preceptos cristianos del modo en que ellos los interpretaban.

Así comenzó a asociarse a los anacoretas con un estilo de vida. Los anacoretas decidían apartarse de la comunidad para desprenderse de las creaciones humanas, purificando su corazón y su alma para acercarse a Dios. En el proceso también se centraban en la contemplación de la obra divina.

Varios anacoretas comenzaron a tener seguidores: personas que también se alejaban de los pueblos para instalarse cerca de ellos. Como consecuencia surgieron pequeños grupos aislados, que solo se acercaban a las ciudades para asistir a la iglesia o realizar obras de caridad.

Cabe destacar que la idea de anacoreta se asocia al concepto de ermitaño y al desarrollo de los monasterios. Los discípulos de estos individuos solitarios hicieron que las ermitas se convirtieran en monasterios, surgiendo órdenes religiosas que vivía en clausura pero en comunidad.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de anacoreta (http://definicion.de/anacoreta/)