Definición de ermitaño

El individuo que reside en una ermita recibe el nombre de ermitaño. Una ermita, por otra parte, es un santuario que suele ser pequeño y despoblado. Por extensión, se llama ermitaño a aquel que vive alejado de la sociedad.

Ermitaño

Por ejemplo: “Cuando falleció su esposa, decidió mudarse al medio del campo y se volvió un ermitaño”, “Mi tío es un hombre ermitaño que vive en la montaña rodeado de animales”, “¡No seas ermitaño y ven conmigo a la fiesta!”.

Un ermitaño, en definitiva, es quien elige vivir en soledad, eludiendo o limitando el contacto con otras personas. Los ermitaños tienen pocos vínculos sociales y son autosuficientes.

En el ámbito de la religión cristiana, los ermitaños son individuos que aspiran a optimizar su relación con Dios, para lo cual se alejan de lo urbano y optan por el silencio, la penitencia y el ascetismo. Este tipo de conductas y valores les permite, según su visión, acercarse a la divinidad.

A nivel histórico, los ermitaños o eremitas forjaron una tendencia o modo de vida a finales del siglo III. Estos religiosos se alejaron de las ciudades para instalarse en parajes aislados y solitarios en búsqueda de la perfección espiritual. San Onofre, San Jerónimo y San Millán fueron algunos ermitaños reconocidos.

El budismo, el hinduismo y el sufismo también contaron con ermitaños que optaron por renunciar a los placeres mundanos para entregarse a la contemplación y la meditación sin distracciones.

En el tarot, El Ermitaño es una carta que representa el autoconocimiento y la introspección. Su figura es un anciano que tiene un farol en una mano y un bastón en la otra.

El cangrejo ermitaño, por último, es un crustáceo que recurre a conchas de caracoles muertos para proteger su abdomen. Estos cangrejos y los caracoles, por lo tanto, están unidos por una relación de tanatocresia.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de ermitaño (https://definicion.de/ermitano/)