Definición de antinomia

Un vocablo griego (antinomía) derivó en uno latino (antinomĭa) y éste llegó a nuestra lengua como antinomia. El término alude a la contradicción que existe entre dos conceptos o ideas.

Antinomia

Por ejemplo: “Hay una antinomia entre los proyectos que proponen los dos partidos políticos”, “La antinomia entre el fútbol ofensivo y el fútbol defensivo ha quedado atrás: hoy sabemos que los mejores equipos son aquellos que apuestan por el equilibrio”, “Es increíble que, en pleno siglo XXI, haya países que se estén desangrando por una antinomia religiosa”.

La antinomia revela la existencia de un contrasentido que no puede resolverse: los dos principios antinómicos aparecen enfrentados entre sí. Es importante destacar que, en el terreno de la filosofía, las antinomias no están necesariamente vinculadas a la razón, ya que dos principios pueden ser racionales y, a su vez, resultar contradictorios.

En el lenguaje cotidiano, la noción de antinomia suele emplearse con referencia a un enfrentamiento que parece imposible de resolver debido a la ausencia de puntos en común o al planteamiento de propuestas discordantes. Es habitual que las antinomias surjan en el ámbito de la política, cuando las proposiciones de distintos partidos resultan muy diferentes. Si un partido propone una economía de libre mercado y otro desea una fuerte presencia del Estado para controlar las variables económicas, hay una antinomia entre los dos proyectos.

Se denomina antinomismo, por último, a un movimiento religioso que se desarrolló en el siglo XVI. Aunque era parte del cristianismo, fue calificado como herético debido a que sostenía que la fe era todo lo que se necesitaba, sin importar los pecados que se cometieran.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de antinomia (http://definicion.de/antinomia/)