Definición de baranda

Procedente del sánscrito varanda, que puede traducirse como “barrera”, el término baranda hace referencia a una cerca u otro elemento similar que actúa como borde de algo y sirve como contención.

Baranda

Las barandas –también llamadas barandillas– brindan protección en estructuras como escaleras, balcones, terrazas y puentes. Estos objetos, que suelen fabricarse con bronce, hierro o madera, se instalan en el perímetro de las estructuras, a una altura constante. De esta manera las personas pueden apoyarse en ellas o sostenerse.

Por ejemplo: “Ten mucho cuidado que la baranda del balcón está rota”, “Con ayuda de la baranda y mucho esfuerzo, el anciano consiguió subir los cinco pisos por la escalera”, “No te preocupes, la baranda garantiza que los niños y los animales no puedan caerse de la terraza”.

Podemos encontrar barandas para escaleras que permiten que la gente se apoye en ellas al subir y bajar. En estos casos la noción de baranda es equivalente a la idea de pasamanos.

Aunque esta acepción no sea de uso común en el habla cotidiana, las mesas de billar también cuentan con barandas; en este caso, se trata del borde de las mismas, que se fabrica en goma. Otro término por el que se conoce este cerco para evitar que las bolas de billar se caigan al suelo o salgan disparadas de la superficie de juego es liga. Para asegurar una resistencia adecuada, estas barandas deben ser reforzadas tomando en cuenta la fuerza que imprimen los jugadores profesionales en sus movimientos.

Otras barandas son aquellas que aseguran una superficie en altura, minimizando el riesgo de accidentes. Con una baranda bien instalada y de las dimensiones apropiadas, resulta casi imposible que un individuo adulto se caiga de un balcón o de una terraza de manera accidental. Estas barandas actúan como barreras, de modo similar a una pequeña pared.

En algunos casos, la baranda se construye con el propósito de dar un acabado particular a ciertas partes de un edificio en lugar de enfocarse en la seguridad de los habitantes. Dado que puede fabricarse en un gran número de materiales diferentes, como ser madera o hierro, en un sinfín de formas y colores diferentes, la baranda puede ser adecuada para agregar variedad a la fachada de un inmueble y reforzar la idea de “propiedad privada”.

Baranda también es el nombre de dos localidades de España. Una de ellas es un pequeño pueblo ubicado en el municipio de Escalante (a una distancia de 2 kilómetros de su capital municipal), en la comunidad autónoma de Cantabria, el cual tenía una población de tan sólo setenta y tres habitantes hasta el año 2008 según indicó el Instituto Nacional de Estadística de España (INE). La localidad cantábrica de Baranda se halla a 15 metros sobre el nivel del mar.

En Burgos, una provincia de la comunidad autónoma de Castilla y León, también existe un pueblo llamado Baranda de Montija o Baranda. Se encuentra en la vertiente mediterránea de Burgos y es posible acceder a ella a través de la carretera BU-629 que une Villarcayo con Bercedo.

Al norte de Baranda de Montija se encuentra Villalázara; al Sur, Gayangos; al Oeste, Bedón de la Merindad de Sotoscueva; al Este, Bárcena de Pienza. Su clima es muy agradable, con un buen porcentaje de vientos a lo largo del año y cuerpos de agua sulfurosa de una considerable riqueza en minerales.

Así como el pueblo Baranda ubicado en Cantabria, el de Burgos cuenta con una población muy reducida: hasta el año 2007, el número de habitantes ascendía a tan sólo treinta y cuatro. Como es costumbre en los pueblos españoles, en Baranda de Montija podemos encontrar una iglesia parroquial.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2016. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de baranda (http://definicion.de/baranda/)