Definición de cisma

El término griego schísma, que puede traducirse como “separación”, llegó al latín como schisma. Este vocablo latino, a su vez, derivó en nuestro idioma en cisma. El concepto se utiliza con alusión a una secesión, una ruptura, una desavenencia o una escisión.

Cisma

Por ejemplo: “Las palabras del presidente del club generaron un cisma en el plantel”, “El gobierno tiene la obligación de evitar el cisma y de trabajar para lograr la unidad del pueblo”, “La denuncia del gerente provocó un cisma en el seno de la empresa”.

La idea de cisma suele emplearse en el marco de la religión para nombrar a la separación de una comunidad de fieles en dos o más sectores. El Cisma de Oriente y Occidente se produjo en 1054 y supuso el rompimiento entre el papa (líder de la Iglesia católica de Roma) y el patriarca ecuménico de Constantinopla (líder de la Iglesia ortodoxa).

El Cisma de Occidente, por otra parte, tuvo lugar entre 1378 y 1417. En ese periodo, hubo distintos obispos que se enfrentaron para ejercer la autoridad pontificia de la Iglesia católica. La disputa estalló en el cónclave de 1378, que derivó en la elección de Urbano VI como papa. Los cardenales franceses, sin embargo, no estuvieron de acuerdo con el desarrollo de la elección y volvieron a reunirse en otro lugar, nombrando a Clemente VII como papa. Urbano VI y Clemente VII, mientras tanto, decidieron excomulgarse uno al otro, dejando a los católicos sin un líder claro: ambos se autoproclamaban como los representantes de Dios en la Tierra.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de cisma (http://definicion.de/cisma/)