Definición de economía de mercado

La ciencia social que se encarga de estudiar los procesos de producción, intercambio y consumo de productos y servicios se conoce como economía. El término tiene su origen en el idioma griego y significa “administración de una casa”.

Economía de mercado

El mercado, por otra parte, es el ambiente que permite el desarrollo del intercambio de bienes y servicios. Se trata de una institución social mediante la cual los vendedores y los compradores entablan una relación comercial.

Estos dos conceptos nos permiten acercarnos a la noción de economía de mercado, que hace referencia a la organización social destinada a facilitar la producción y el consumo de los bienes y servicios surgidos del juego entre la oferta y la demanda. El Estado interviene en la economía de mercado al garantizar el acceso a ciertos bienes e imponer tributos y tasas de acuerdo a las necesidades sociales.

Esto quiere decir que, aunque la economía de mercado suele considerarse igual que el libre mercado, dicha libertad no es absoluta ya que el Estado participa en la regulación de precios básicos y mediante otras decisiones. El liberalismo sostiene, en cambio, que el Estado sólo debe involucrarse en el libre mercado para garantizar la ausencia de monopolios.

El concepto de economía de mercado, por otra parte, ha trascendido al capitalismo para derivar en términos como economía de mercado socialista o socialismo de mercado, que supone una combinación entre el capitalismo y el socialismo que tiene al mercado como principal institución económica. Se habla de economía mixta para nombrar a la participación estatal y privada en la regulación económica.

Economía, eficiencia y coste de oportunidad

La economía tiene como fundamental objetivo satisfacer las necesidades de los individuos y de las sociedades; dichas necesidades pueden ser materiales o inmateriales. Para tal fin existen las actividades productivas, que ofrecen bienes y servicios puntuales que solventarán dicho requirimiento.

La economía se encarga de que la distribución de esos bienes y servicios sea correcta; consiguiendo que puedan satisfacer a un número mayor de personas. Para tal efecto es necesario tener en cuenta una serie de leyes importantes. Las mismas se basan en la idea de que todos los recursos son escasos, por lo tanto es necesario que se tomen buenas decisiones para saber de qué forma se aprovecharán mejor.

Economía de mercadoUno de los conceptos más importantes que deriva de esta idea es el de eficiencia. Se dice que para que una economía produzca de forma eficiente debe partir de la base de que para mejorar el bienestar de una persona es necesario que empeore el de otra, de forma que siempre debe buscarse favorecer a los que menos posibilidades tienen y restarle ganancia a los que más.

Es importante que además siempre se tomen decisiones que aboguen por una producción equilibrada; es decir por fabricar aquello que es necesario, ni de forma escasa ni tampoco abundante. Teniendo en cuenta, a su vez, qué métodos se utilizarán en la producción, con qué recursos y qué tecnología se desarrollarán y cuánto costará todo el proceso, en base a lo que podrá ganarse con él.

Para concluir, es importante mencionar otro concepto que es el de costo de oportunidad. Dicho término hace referencia a la cantidad de bienes que es necesario dejar de producir para poder producir una unidad más de otro. Es decir, hace referencia al valor del bien o servicio al que se renuncia para apostar por otro.

La economía de mercado es la que se encarga de que la producción en todos sus aspectos funcione y colabore con el bienestar de un país o territorio. Permite además tomar buenas decisiones en cuanto a las relaciones comerciales con otros grupos cuyo objetivo sea potenciar la producción y la calidad de vida de la sociedad que representa.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2009. Actualizado: 2009.
Definicion.de: Definición de economía de mercado (http://definicion.de/economia-de-mercado/)