Definición de razones financieras

Conocer el origen etimológico de las palabras que dan forma al término razones financieras es lo primero que hay que hacer para poder establecer el significado del mismo. Al respecto hay que saber esto:
-Razones deriva del latín “ratio”, que significa “razón”.
-Financieras, por su parte, emana del verbo francés “financer”, que puede traducirse como “sufragar una deuda” y que, a su vez, procede del latín “finis”, que es sinónimo de “fin”.

Razones financieras

Las razones financieras, que también se conocen como ratios financieras, son cocientes que permiten establecer comparaciones entre distintos datos financieros. Para que una razón financiera sea válida, debe cotejar informaciones que correspondan a un mismo periodo.

En concreto, se utilizan con el claro objetivo de que se pueda conocer la realidad de una empresa o de una división concreta de la misma para así poder determinar si puede llevar a cabo el proceso de asumir ciertas obligaciones o incluso nuevos proyectos.

Estas ratios siempre tienen sentido cuando se comparan en una serie temporal. Una razón financiera aislada no brinda información de utilidad respecto a una empresa o una organización.

Existen numerosas razones financieras. Una de las más usuales señala la liquidez de una entidad y se calcula dividiendo el activo corriente de la firma por el pasivo corriente. De este modo, la razón revela qué disposición monetaria tiene la compañía para asumir sus obligaciones inmediatas.

Otra razón financiera de uso habitual es que la revela el nivel de endeudamiento respecto a los activos. Para calcular esta ratio, hay dividir la deuda total (el pasivo a largo plazo más el pasivo circulante) por la totalidad de los activos.

Además de las dos razones financieras citadas, las de liquidez y endeudamiento, existen otras dos más:
-Razones de rentabilidad que, como su propio nombre indica, tienen como objetivo medir el grado de rentabilidad que tiene una empresa en cuestión en cuanto a montos, las ventas o el capital. En este caso, se utilizan como indicadores el margen de utilidades operacionales, el margen bruto de utilidad, la rotación de activos, el margen neto de utilidades o el rendimiento de la inversión.
-Razones de cobertura. Estas, por su parte, proceden a medir la capacidad de la empresa para cubrir lo que son las obligaciones que posee. En este caso, algunos de los indicadores empleados son la razón de cobertura total o la cobertura total del pasivo.

Al contar con diferentes razones financieras, un analista puede comparar distintos periodos contables de la compañía para saber cómo se comportó. A partir de estas evaluaciones, podrá realizar proyecciones.

Puede decirse, en conclusión, que las razones financieras son herramientas de análisis que favorecen la toma de decisiones. Al conocer la razón de liquidez y comparar diferentes periodos, un gerente de una empresa puede determinar si es un buen momento para contraer más deuda, por ejemplo.

Lo habitual es que el analista maneje no menos de diez razones financieras para tener un panorama amplio sobre el comportamiento de la empresa. Dentro de esas razones, algunas tendrán mayor importancia que otras al momento de tomar una decisión.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2013. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de razones financieras (http://definicion.de/razones-financieras/)