Definición de taylorismo

El concepto de taylorismo procede de los postulados del estadounidense Frederick Winslow Taylor, un economista e ingeniero nacido en 1856 y fallecido en 1915. Taylor ideó un método para organizar la actividad laboral que se basa en la especialización de los trabajadores, el control del tiempo destinado a cada actividad y la división de tareas.

Taylorismo

El taylorismo, por lo tanto, refiere a la organización de las actividades que se llevan a cabo en el entorno laboral con la intención de maximizar la productividad. Se lo suele definir como un sistema de organización científica o racional de las tareas laborales, que apuesta por la mecanización para incrementar la eficiencia.

Lo que hace el taylorismo es dividir el trabajo en diferentes secuencias y registrar el tiempo que lleva cada una. Cada obrero trabaja en una secuencia: es decir, no se encarga de los diferentes pasos implicados en el trabajo. Así se especializa en una única etapa del proceso productivo.

Un proceso complejo, de este modo, se divide en varias tareas más simples. El trabajo de cada obrero es cronometrado para minimizar la pérdida de tiempo. El taylorismo también se apoya en el pago por productividad, impulsando al obrero a trabajar más rápido.

Los estudiosos del taylorismo coinciden en subrayar que el mismo generó una notable cantidad de cambios en el ámbito de la industria. En concreto, trajo consigo modificaciones tales como estas:
-Consiguió que los obreros se especializaran, aumentando así su destreza y, por tanto, la contribución que realizaban a la producción y beneficios de la empresa en cuestión.
-Dio la oportunidad de que se pudiera tener más control sobre el trabajo en planta de los distintos operarios.
-Permitió que, gracias a la división de trabajo en la que se basaba, se pudiera conseguir reducir los costos y reorganizar mucho mejor las tareas.

El taylorismo también se asocia al fordismo, que se basa en la producción en serie y en el uso de una línea de montaje. La idea es que el trabajador no deba desplazarse para realizar su tarea, sino que las piezas lleguen hasta él a través de una máquina que permite el desarrollo continuo de la producción.

El fordismo tenemos que exponer que se considera que también, al igual que el taylorismo, introdujo una serie de cambios notables tales como estos:
-Apostó por lo que era la producción en masa.
-Dio la oportunidad de que existieran unos precios más bajos de los productos al llegar al mercado.
-Permitía el poder conseguir una mayor capacidad de ganancia.
-Los procesos de trabajo se volvieron mucho más mecanizados.

Dentro del ámbito de la educación también se habla de taylorismo o método taylorista. En este caso, podemos decir que se trata de una alternativa que se sustenta, sobre todo, en lo que son los resultados académicos del alumno. Es decir, que lo más importante de todo son las notas que obtenga y no lo que podían ser también los procesos pedagógicos.

No obstante, en los últimos años ese tipo de método ha entrado en desuso en pro de otras alternativas que se consideran más apropiadas para los tiempos que nos ha tocado vivir, donde también debe valorarse el esfuerzo independientemente del resultado logrado.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de taylorismo (http://definicion.de/taylorismo/)