Definición de tono muscular

Tono es un término con origen en el latín tonus que dispone de varias acepciones. Puede tratarse de la propiedad de los sonidos que permite clasificarlos como graves o agudos de acuerdo a su frecuencia; del modo particular de expresar algo; de la cantidad de luz de un color; del acento musical de las palabras; o de la señal acústica que se escucha en un teléfono cuando hay línea disponible.

Tono muscular

Muscular, por su parte, es lo perteneciente o relativo a los músculos. Un músculo es un órgano que está formado por fibras contráctiles y que puede relacionarse con el esqueleto (en el caso de los músculos esqueléticos) o con la estructura de órganos o aparatos (músculos viscerales).

Se conoce como tono muscular al estado permanente de contracción parcial, pasiva y continua de los músculos. Se trata del estado de reposo de los músculos que ayuda a mantener la postura corporal acorde para cada movimiento.

El tono muscular se reduce mientras dormimos debido a la relajación, y vuelve a incrementarse en la vigilia. El reflejo miotático y las diversas unidades motoras son necesarias para que los músculos puedan regular y mantener el estado de reposo.

El estado de contracción también depende de impulsos nerviosos inconscientes. Ante un tirón, por ejemplo, la tensión muscular se incrementa de manera automática para que el cuerpo mantenga el equilibrio y como forma de protección ante el peligro.

Cabe resaltar que el mantenimiento del tono muscular no requiere de esfuerzos, ya que se regula mediante la actividad inconsciente del sistema nervioso.

Consejos para mejorar el tono muscular

Tono muscularPara mejorar nuestro tono muscular es recomendable realizar una serie de ejercicios con una frecuencia mínima de dos días. Es importante recordar que la tonificación debe buscarse a partir del trabajo de varias partes del cuerpo, como ser los brazos, la espalda, los glúteos y las piernas. Siempre se debe actuar de forma gradual, comenzando por las rutinas menos demandantes para ir aumentando la exigencia poco a poco.

Algunos de los ejercicios recomendados para mejorar el tono muscular son:

* sentadillas: se encuentran entre los más completos, ya que por un lado fortalecen y afirman los glúteos, pero también ayudan a dar más estabilidad a la pelvis y al tronco. Las denominadas “al aire” son las menos complicadas, ya que no requieren del uso de ninguna herramienta. Por otro lado, mover los brazos y las piernas a la vez no es precisamente sencillo, por lo cual es importante la moderación;

* abdominales: a la hora de tratar el tono muscular, los abdominales son muy beneficiosos, ya que tonifican los brazos y el abdomen. No es necesario superar los diez minutos por día en las primeras sesiones, aunque se recomienda agregar minutos a medida que el cuerpo se acostumbre al ejercicio;

* barra de pesas: si no se dispone de una barra, entonces es posible utilizar cualquier elemento cuyo peso podamos graduar a gusto, tal como una botella de agua. La idea es recostarse y sostener las pesas al nivel del pecho, para hacer una serie de movimientos ascendentes (dejando los brazos estirados pero sin tensarlos) y descendentes (hasta tocar los pectorales), lo cual nos ayuda a reforzar los brazos y los pectorales y aumenta nuestra musculatura;

* torsiones de cintura y de tronco: extendiendo las manos se deben girar la cintura y el torso hacia los lados, tres veces por serie. Es posible hacer movimientos laterales o dorsales (en este caso se debe frenar al tocar las piernas con las manos). Es importante no esforzarse demasiado y aumentar el número de torsiones gradualmente, sin exceder los 8 minutos diarios.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2012. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de tono muscular (http://definicion.de/tono-muscular/)