Definición de

Beneficiario

Beneficiario es un término utilizado para referirse a una persona o entidad que recibe algún tipo de beneficio, ganancia, ayuda, o derecho, generalmente como resultado de algún acuerdo, contrato, programa o situación particular. En contextos legales, financieros o de seguros, el beneficiario es aquel que recibe los pagos estipulados en un contrato, como en un seguro de vida donde le corresponde el monto estipulado en caso de fallecimiento del asegurado.

Apretón de manos

Un beneficiario es alguien que recibe una ganancia, una ayuda o un derecho.

Si tienes poco tiempo, revisa el índice o el resumen con los puntos clave.

Clasificación

Los tipos de beneficiarios en diversos contextos, como seguros, testamentos, y otros acuerdos legales, pueden clasificarse en varias categorías según su relación con el titular del beneficio y su posición en el proceso de recepción de los beneficios.

  • Beneficiario directo: receptor directo de los beneficios o activos, sin intermediarios adicionales. Por ejemplo, en un contrato de seguro de vida, sería la persona designada para recibir el pago en caso de fallecimiento del asegurado;
  • beneficiario indirecto: los beneficios pueden ser canalizados a través de un fideicomiso, en el cual el fideicomitente transfiere la propiedad de ciertos activos al fideicomisario, quien administra dichos activos en beneficio del beneficiario final;
  • beneficiario primario: destinatario principal de los beneficios o activos según lo estipulado en un acuerdo o contrato. Si hay más de un beneficiario designado, éste tiene prioridad;
  • beneficiario secundario: ecibe los beneficios si el primario no puede o no desea aceptarlos;
  • beneficiario nominal: designado de manera explícita por el titular del contrato o acuerdo, con su nombre específico mencionado en los documentos pertinentes;
  • beneficiario real: beneficiario efectivo o último, especialmente cuando hay estructuras complejas de propiedad o intermediarios involucrados. Este término a menudo se utiliza en el contexto legal y financiero para identificar a la persona o entidad que realmente se beneficia de un acuerdo o situación, más allá de las designaciones formales.
Hombre firmando un documento legal

El heredero y el legatario son dos ejemplos de beneficiario en el ámbito legal.

Herederos y legatarios

Los términos heredero y legatario se utilizan en el ámbito del derecho sucesorio para referirse a personas que reciben bienes o derechos de un difunto, pero difieren en la forma en que los adquieren y en la naturaleza de los mismos.

Herederos

  • Aquellos que tienen derecho a recibir los activos y pasivos de una persona fallecida de acuerdo con las leyes de sucesión aplicables o el testamento;
  • la herencia se distribuye entre los herederos según las normas del país o estado donde se produce el fallecimiento, a menos que haya un testamento válido que indique lo contrario;
  • suelen ser familiares cercanos del difunto, como cónyuges, hijos, padres o hermanos, dependiendo de las leyes de sucesión y las circunstancias individuales;
  • reciben su parte de la herencia después de que se hayan liquidado las deudas y obligaciones del difunto y se hayan realizado los trámites legales necesarios para la distribución de los activos.

Legatarios

  • Personas o entidades específicamente designadas en un testamento para recibir bienes o derechos del patrimonio del difunto;
  • reciben activos o derechos específicos que han sido claramente identificados y separados del resto de la herencia;
  • los legados pueden ser de diversos tipos, como sumas de dinero, propiedades, obras de arte, joyas, o cualquier otro tipo de bienes o derechos que el difunto decida legar a personas o entidades específicas;
  • pueden o no ser también herederos totales o parciales, dependiendo de cómo se haya dispuesto en el testamento del difunto.

Beneficiario social

El término beneficiario social se refiere a individuos, grupos o comunidades que reciben ayuda, apoyo o beneficios de programas de caridad, donaciones o ayudas. Estas personas, los donatarios, suelen encontrarse en situaciones de vulnerabilidad económica, social o de salud, y dependen de la asistencia de organizaciones benéficas, instituciones gubernamentales u otros actores sociales para cubrir sus necesidades básicas o mejorar su calidad de vida.

En el contexto de la caridad y la filantropía, los beneficiarios sociales pueden incluir a personas sin hogar, con algún tipo de discapacidad, familias de bajos ingresos, niños en situación de riesgo, adultos mayores, víctimas de desastres naturales, entre otros. La donación puede incluir alimentos, ropa, refugio, atención médica, educación u otros tipos de ayuda proporcionada por organizaciones caritativas, fundaciones o voluntarios comprometidos con el bienestar de la comunidad.

Los receptores de donaciones y ayudas pueden ser identificados mediante evaluaciones de necesidades, encuestas comunitarias, o a través de la colaboración con instituciones locales, como centros de servicios sociales, hospitales o escuelas. Es importante que los colaboradores y los interesados en donar se aseguren de que los favorecidos sean aquellos que más ayuda y protección necesitan y que la utilicen de manera efectiva para abordar las causas subyacentes de la pobreza o la vulnerabilidad.

Mujer sirviendo un plato de comida en un comedor comunitario

El beneficiario social recibe ayuda para cubrir sus necesidades fundamentales.

Derechos y responsabilidades

Los derechos y responsabilidades de un beneficiario pueden variar dependiendo del contexto en el que se encuentre y de las circunstancias específicas del acuerdo o contrato en cuestión. Comencemos por los derechos, hablando del acreedor en un acuerdo financiero, quien tiene el derecho a recibir pagos o beneficios según lo estipulado en el mismo.

Un pensionado, por otra parte, tiene derecho a recibir pagos periódicos de pensión de acuerdo con los términos del plan de pensiones o jubilación. El tutor de una herencia o fideicomiso puede administrar los activos en beneficio de los beneficiarios designados, asegurando su bienestar y protección. El depositario está habilitado a recibir los activos depositados y a utilizarlos de acuerdo con los términos del contrato de depósito.

Con respecto a las responsabilidades del beneficiario, podemos comenzar hablando de sus potenciales deudas, las cuales debe saldar de acuerdo con los términos acordados. Si se trata de un trabajador que recibe una subvención o patrocinio para llevar a cabo un proyecto o actividad, está obligado a realizar el trabajo de manera diligente y cumplir con los objetivos establecidos en el contrato.

Si el beneficiario recibe cobertura de seguro, es responsable de cumplir con las condiciones de la póliza y de informar cualquier reclamo o pérdida de acuerdo con los procedimientos establecidos por la compañía de seguros. Si tiene una cuenta financiera o de inversión, tiene la obligación de administrarla de manera prudente y respetando las leyes y regulaciones aplicables.

El beneficiario puede estar sujeto a los términos de un convenio o acuerdo legal que establece sus derechos y responsabilidades en relación con ciertos activos o beneficios. Si recibe una concesión o ayuda financiera del gobierno u otra entidad, es posible que deba utilizar esos fondos de acuerdo con los propósitos establecidos, además de informar sobre su uso adecuado. En algunos casos, un beneficiario puede ser requerido para proporcionar un aval o garantía para respaldar ciertos compromisos financieros o contratos, asumiendo la responsabilidad en caso de incumplimiento.

Cómo citar este artículo Tes NehuénPublicado por Tes Nehuén, el 26 de marzo de 2024. Beneficiario - Qué es, clasificación, definición y concepto. Disponible en https://definicion.de/beneficiario/
Buscar otra definición
x