Definición de bibliotecología

Para poder conocer a fondo el término bibliotecología que ahora nos ocupa, se hace necesario comenzar por descubrir su origen etimológico. En este caso, podemos decir que se trata de una palabra que deriva del griego, ya que se ha formado a través de la suma de varios elementos de dicha lengua:
-El sustantivo “biblion”, que puede traducirse como “libro”.
-La palabra “tekhe”, que es sinónimo de “caja” o “el espacio donde se guarda”.
-El sufijo “-logía”, que se utiliza para indicar “ciencia que estudia”.

Bibliotecología

Se conoce como bibliotecología a la disciplina centrada en el estudio de las diferentes características y propiedades de las bibliotecas. En ocasiones el término se utiliza como sinónimo de biblioteconomía, aunque la Real Academia Española (RAE) indica que este último concepto alude específicamente a la organización, gestión y mantenimiento de las bibliotecas.

Cabe recordar que una biblioteca es una entidad dedicada a la compra, el almacenamiento, el estudio y el préstamo de libros y de otros tipos de documentos. El experto en bibliotecología, conocido como bibliotecólogo, es el profesional cuya función consiste en la administración de estas instituciones.

La bibliotecología forma parte de las ciencias sociales y es una especialización multidisciplinaria. Abarca diferentes cuestiones vinculadas a la educación, las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), las herramientas de gestión y la preservación de documentación.

Entre las muchas y diversas tareas que lleva a cabo el experto en bibliotecología, podemos destacar algunas como las siguientes:
-Recaba toda la información y documentación que se encuentra desordenada y dispersa para poder clasificarla, catalogarla e indexarla como es debido.
-De la misma manera, ese profesional puede organizar y administrar todo tipo de bibliotecas, ya sean específicas, generales, de documentación, públicas, privadas…
-Selecciona el material con el que trabaja en base a las necesidades de los usuarios.
-Atiende, cuando es necesario, las consultas que le realizan los usuarios.
-Administra y organiza de la forma adecuada lo que es el servicio de préstamo del diverso material bibliográfico.
-Se encarga, del mismo modo, de diseñar el conjunto de bases de datos.
-Procede a reunir, cuidar y proteger el distinto material histórico que se pueda tener. Eso pasa por evaluar como es debido, por realizar copias, por mantenerlo en las mejores condiciones, por asesorar a quienes realizan estudios respecto al mismo…

Gracias a la bibliotecología es posible crear modelos y sistemas que permiten organizar la información (los documentos y los libros), de modo tal que las personas tengan acceso a ella con facilidad.

Una de las claves de la bibliotecología es la gestión del conocimiento. En las últimas décadas, la digitalización pasó a ser un tema central en esta ciencia ya que permitió organizar los datos de un modo más eficiente. Por eso hoy todas las bibliotecas cuentan con bases de datos que son digitales y que pueden consultarse y gestionarse a través de una computadora (un ordenador).

Más allá de lo digital, la bibliotecología también contempla la organización y la clasificación de los documentos físicos (libros, periódicos, revistas).

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2016. Actualizado: 2018.
Definicion.de: Definición de bibliotecología (https://definicion.de/bibliotecologia/)

Buscar otra definición