Definición de caleidoscopio

Caleidoscopio es un término que procede de la lengua griega y que alude a un tubo que cuenta en su interior con varios espejos, los cuales se encuentran inclinados. En uno de los extremos del caleidoscopio hay dos láminas de vidrio: entre ellas, diferentes objetos irregulares y de distintos colores. Al voltear el tubo y observar por el extremo opuesto, las imágenes de estos objetos comprendidos entre las láminas de vidrio se multiplican de modo simétrico.

Caleidoscopio

Los caleidoscopios suelen contener tres espejos, dispuestos como un prisma con forma triangular que refleja hacia el sector interno. De acuerdo a la disposición angular de los espejos, se multiplican más o menos imágenes de los objetos que se ubican entre las láminas de vidrio traslúcidas. Si los espejos se ubican a 45º entre sí, cuando la persona mira por el extremo del caleidoscopio encontrará ocho imágenes que se duplican.

La presencia de menos o de más espejos en el interior del tubo modifica los efectos visuales que puede producir el caleidoscopio. Desde que este aparato fue creado en 1816 por el científico escocés David Brewster (nacido en 1781 y fallecido en 1868), se convirtió en un juguete muy popular en todo el planeta.

En un sentido simbólico, la idea de caleidoscopio -que también puede mencionarse como calidoscopio– se emplea para nombrar a un conjunto formado por elementos heterogéneos y variables. Por ejemplo: “Nuestro teatro ofrece un caleidoscopio musical a los vecinos”, “El escritor presenta un caleidoscopio de vivencias extremas en su nuevo libro de crónicas”, “El entrenador diseñó un caleidoscopio de estrategias para adaptarse a las distintas situaciones que se le presentarán al equipo durante el torneo”.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de caleidoscopio (https://definicion.de/caleidoscopio/)