Definición de tubo de ensayo

Se denomina tubo a un elemento hueco que habitualmente tiene forma de cilindro y que suele contar con, al menos, un extremo abierto. Ensayo, por su parte, es el acto y el resultado de ensayar (practicar o realizar una prueba).

Tubo de ensayo

Un tubo de ensayo es una pieza confeccionada con cristal que se emplea en los laboratorios químicos para realizar diferentes tipos de análisis. Estos tubos se encuentran cerrados en un extremo y abiertos en el otro: de este modo, es posible introducir sustancias en su interior.

Muchas veces el tubo de ensayo cuenta con un tapón que permite cerrarlos de modo temporal. Así se puede preservar con mayor facilidad su contenido, impidiendo derrames o pérdidas. Aunque la mayoría de los tubos son de cristal, también hay algunos de polipropileno u otros materiales plásticos que son descartables (se desechan luego de su uso).

Los tubos de ensayo, que pueden medir hasta veinte centímetros de largo y cuyo ancho no suele superar los dos centímetros, se almacenan en una gradilla. Este dispositivo, hecho de metal, plástico o madera, dispone de aberturas donde pueden introducirse los tubos de ensayo. La gradilla, de este modo, brinda sostén a los tubos.

Además de todo lo expuesto, no podemos pasar por alto tampoco que los tubos de ensayo facilitan el traspasar un líquido a otro recipiente gracias a que tienen lados rectos y a que cuentan con una forma redonda. Y es que estas dos características permiten que esa acción se acometa perdiendo el mínimo de masa.

De la misma forma, también hay que saber que el cuello largo que tienen esos artículos que son empleados en los laboratorios de multitud de empresas e industrias lo que hacen es ayudar a ralentizar lo que es la difusión de vapores que pudieran existir.

Cuando los tubos de ensayo son fabricados con materiales que pueden expandirse, pueden colocarse sobre una llama para que las sustancias que alberga reaccionen al cambio de temperatura. Esto, por supuesto, no puede realizarse si el tubo de ensayo no es resistente al fuego ya que el material puede derretirse o fracturarse por la elevada temperatura.

A la hora de hacer uso de cualquier tubo de ensayo se establece que es fundamental que se cumplan con una serie de medidas de seguridad en pro de evitar situaciones muy peligrosas para quienes los emplean. En concreto, entre las más significativas se establecen las siguientes:
-Es fundamental que, en ningún momento, se proceda a dirigir el tubo hacia el rostro cuando se está realizando alguna preparación o cuando se está acometiendo una reacción química. Y es que si se hiciera, la persona podría provocarse desde erupciones de todo tipo hasta quemaduras o severos daños en los ojos.
-De la misma manera, se determina que es necesario que cuando un tubo se vaya a colocar encima de un foco de calor para calentarse siempre se coja aquel con unas pinzas de madera y no con la mano. Esta es la manera de evitar quemaduras severas.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2015. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de tubo de ensayo (https://definicion.de/tubo-de-ensayo/)