Definición de espejo

El concepto de espejo, que procede del término latino specŭlum, alude a una superficie que refleja aquello que tiene adelante. Por lo general se trata de una tabla de cristal que se enmarca y se cuelga de una pared.

Espejo

Se denomina reflexión al cambio de la dirección de una onda, producido cuando, al toparse con una superficie que separa dos medios cambiantes, regresa a su lugar de origen. En el caso del espejo tradicional (plano), la luz que se refleja en la superficie converge en un punto del espacio y se forma la imagen que es “devuelta”. Esta imagen virtual tiene la misma forma y el mismo tamaño del objeto real, aunque está invertida respecto al eje normal.

Los espejos suelen colocarse en los cuartos de baño y en los dormitorios de las viviendas. De esta forma, las personas pueden arreglarse: peinarse, maquillarse, etc. En las tiendas de ropa, los espejos posibilitan que los clientes observen cómo les quedan las prendas que se prueban.

Estos elementos, por otra parte, son útiles para tener visión de lugares que, de otro modo, resultarían inaccesibles a los ojos debido a su ubicación. Los automóviles, por ejemplo, cuentan con espejos retrovisores para que el conductor puede observar qué pasa a sus espaldas (es decir, detrás de su propio vehículo). En muchos locales, por otra parte, se instalan espejos que permiten a quien se encuentra detrás de un mostrador ver distintos sectores del comercio.

Más allá de la utilidad cotidiana de los espejos y de la explicación física de su funcionamiento, los espejos son objetos que se vinculan a supersticiones y mitos. Se dice que los vampiros no se reflejan en los espejos ya que la imagen reflejada es la imagen del alma, y estos seres carecen de ella. Distintas leyendas y obras literarias, en tanto, toman a los espejos como puertas a otros mundos o ventanas hacia el universo de los espíritus.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de espejo (https://definicion.de/espejo/)