Definición de conductividad

Conductividad es la propiedad de aquello que es conductivo (es decir, que tiene la facultad de conducir). Se trata de una propiedad física que disponen aquellos objetos capaces de transmitir la electricidad o el calor.

Conductividad

La conductividad eléctrica, por lo tanto, es la capacidad de los cuerpos que permiten el paso de la corriente a través de sí mismos. Esta propiedad natural está vinculada a la facilidad con la que los electrones pueden atravesarlos y resulta inversa a la resistividad.

Es importante diferenciar entre la conductividad y la conductancia (la aptitud de un cuerpo para conducir la corriente entre distintos puntos). La conductancia es la propiedad de la resistencia.

En los líquidos, la conductividad está vinculada a la existencia de sales en etapa de solución ya que, con su disociación, se producen iones negativos y positivos que pueden trasladar la energía eléctrica cuando el líquido es sometido a un campo eléctrico. Dichos conductores iónicos reciben el nombre de electrolitos.

En el caso de los sólidos, los materiales con capacidad de conductividad son los que tienen bandas de valencia que se superponen con la conducción y crean una nube de electrones libres que generan la corriente al estar sometidos al campo eléctrico.

La conductividad térmica, por último, es la propiedad de los cuerpos capaces de conducir el calor. El proceso implica la transferencia de la energía cinética de molécula a molécula. La propiedad inversa a la conductividad térmica recibe el nombre resistencia térmica (la capacidad de un material para generar oposición al transporte del calor).

A la hora de ensamblar un ordenador o de reemplazar alguno de sus componentes, uno de los elementos más ignorados e incomprendidos es la llamada pasta, silicona o grasa térmica, entre otros nombres que suele recibir en el mercado. Se trata de un material que ayuda a aumentar el nivel de conductividad térmica que tiene lugar entre dos o más superficies que, por distintas razones, no logren unirse por completo. Una de las causas de la falta de contacto puede ser la irregularidad de alguna de las partes.

El objetivo de la pasta térmica es que el calor pase de un componente, que puede ser la CPU (Unidad Central de Procesamiento), a otro, tal como un ventilador (también llamado cooler), cuya función es expulsarlo para colaborar con la refrigeración del equipo. Durante su aplicación, es importante no utilizar una cantidad excesiva de grasa; si esto ocurre, se debe tomar el recaudo de limpiar el sobrante para evitar obtener resultados opuestos a los buscados en primer lugar.

Para expresar la medida en la que cada una de las diferentes sustancias es capaz de conducir el calor se utiliza el llamado coeficiente de conductividad térmica, que se considera entre las propiedades de la primera. Se representa por medio de la letra “lambda” del alfabeto griego. La información que proporciona hace referencia a la cuantía de calor que atraviesa el material en cuestión cuando varía la temperatura de alguna de sus caras, siempre que se encuentre en sitio y estado inalterados, entre una serie de requisitos específicos que deben cumplirse obligatoriamente.

La necesidad de dichas exigencias estrictas es que el coeficiente de conductividad térmica cambia de acuerdo al estado en el que se encuentre una sustancia y los factores que colaboran con esta variación son muchos y muy diferentes para cada tipo de material. Su cumplimiento asegura la obtención de un resultado coherente con los obtenidos entre los distintos centros de investigación; cabe resaltar que no se trata de un valor absoluto, como podría ser una distancia o una altura, por lo cual establecer parámetros para la medición es tan importante.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2010. Actualizado: 2012.
Definicion.de: Definición de conductividad (https://definicion.de/conductividad/)

Definiciones Relacionadas

Top