Definición de conductor eléctrico

El adjetivo conductor se utiliza para calificar a aquello que conduce (guía, transporta, dirige). Eléctrico, por su parte, alude a lo que tiene, necesita o transmite electricidad: la forma de energía que se basa en la fuerza manifestada por el rechazo o la atracción entre partículas que tienen carga.

Conductor eléctrico

Un conductor eléctrico, de este modo, es un material que posibilita la transmisión de electricidad. Esta capacidad está dada por la escasa resistencia que ejerce ante el movimiento de la carga eléctrica.

Existen distintas clases de materiales que actúan como conductores eléctricos. Los más eficientes son los metales como el cobre, la plata, el hierro, el aluminio y el oro. Sin embargo, algunos materiales que no son metales, como una solución salina o el grafito, también funcionan como conductores eléctricos.

Si tomamos en cuenta el modo en el cual el conductor eléctrico realiza su trabajo, entonces podemos elaborar una clasificación de los diferentes materiales que nos devuelve los siguientes tres grupos:

* metálicos: estos conductores eléctricos actúan de forma electrónica, ya que se basa en electrones libres para portar las cargas. Justamente, esto puede tener lugar porque los integrantes de este grupo son los metales y las aleaciones;

* electrolíticos: se trata de aquéllos que poseen una conducción de clase iónica. Esto significa que las sustancias deben atravesar una disociación total o parcial, para dar lugar a la formación de iones positivos o negativos, los cuales se encargan de portar las cargas. En este caso, se dan una reacción química y un desplazamiento de materia al mismo tiempo que ocurre el paso de la corriente eléctrica;

* gaseosos: como su nombre lo indica, estos conductores eléctricos son gases. Claro que no puede ser cualquier gas, sino uno que haya sido sometido a la ionización, proceso que lo vuelve capaz de conducir la electricidad. Aunque es cierto que este tipo de conductor eléctrico no se usa con mucha frecuencia, no podemos evitar que el aire mismo (un gas que nos rodea constantemente) actúe de esta manera, por ejemplo, al relacionarse con las descarga eléctricas y los rayos, entre otros casos.

A nivel industrial y hogareño, el conductor eléctrico más usado es el cobre. Esto se debe a la relación existente entre su coste y su capacidad como conductor. Por eso los cables de cobre se emplean con mucha frecuencia.

Cabe destacar que los conductores eléctricos llevan la electricidad desde un punto hasta otro; pueden modificar la tensión cuando se constituyen como transformadores; y permiten la creación de campos electromagnéticos al formar electroimanes y bobinas.

Tomemos el caso de un televisor que necesita de la corriente eléctrica para funcionar. El aparato cuenta con un cable para realizar la conexión a una toma de corriente, formando así un circuito eléctrico. El cable del televisor está compuesto por un conductor eléctrico de uno o más hilos, envuelto por una capa de relleno y protegido por un aislamiento y una cubierta que le brinda protección mecánica.

Una de las operaciones que los técnicos deben llevar a cabo con gran frecuencia cuando trabajan con conductores eléctricos es medir su nivel de conductividad. Para ello pueden usar diversos instrumentos y técnicas; a grandes rasgos, podemos decir que la medición convencional consiste en la aplicación de un voltaje entre dos electrodos y luego calcular la resistencia de la solución.

Las soluciones con un grado alto de conductividad eléctrica generan corrientes mayores. Para que la intensidad de la corriente pueda ser contenida en una solución de estas características, debemos hacer más pequeña la superficie de la sonda, o bien aumentar la distancia entre los dos polos. Por ello es necesario usar sondas que se adapten a los rangos de medida de cada prueba.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2016. Actualizado: 2018.
Definicion.de: Definición de conductor eléctrico (https://definicion.de/conductor-electrico/)

Buscar otra definición