Definición de crioterapia

Crioterapia es la denominación que recibe la terapia que se basa en el uso de temperaturas bajas para el desarrollo de un tratamiento. La técnica consiste en aplicar frío sobre el cuerpo para lograr un determinado efecto.

Crioterapia

La crioterapia es vasoconstrictora, incrementa la tensión arterial y tiene efectos antiinflamatorios, anestésicos y analgésicos. Por eso su utilización suele ser indicada por los médicos ante ciertos trastornos.

Las inflamaciones vasculares y los esguinces, por ejemplo, pueden tratarse con crioterapia. También la fiebre, los golpes de calor y las insolaciones. Para la aplicación del frío, se pueden utilizar bolsas de hielo, cremas o geles que generan el enfriamiento en la zona.

Se llama criocirugía a la crioterapia que se usa para la destrucción de tejidos enfermos o anormales. En este caso, la técnica suele emplearse para el tratamiento de problemas cutáneos, ya sean malignos o benignos. Mediante el nitrógeno líquido, es posible eliminar melanomas, lunares y verrugas. En algunos casos, se usa argón, dióxido de carbono y otros gases.

Más allá de los beneficios que aporta la crioterapia, también existen contraindicaciones y posibles efectos adversos. Las complicaciones pueden ir desde urticaria y alergia hasta modificaciones de la tensión arterial o incluso el desarrollo de una cardiopatía.

Mientras que la crioterapia consiste en la aplicación de frío, la termoterapia se basa en el uso del calor para el tratamiento de lesiones y enfermedades. El calor se puede aplicar por convección, conducción o radiación, tanto a nivel superficial como en tejidos ubicados a un nivel profundo.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de crioterapia (https://definicion.de/crioterapia/)