Definición de edáfico

El vocablo griego édaphos (que puede traducirse como “suelo”) derivó en edaphikós (referido a aquello vinculado a un terreno de cultivo). Ese es el antecedente etimológico más cercano de edáfico, término que en nuestra lengua alude a lo concerniente al suelo, sobre todo en relación con las plantas.

Edáfico

El suelo, en este marco, constituye lo que se conoce como sistema edáfico. Se trata de la capa superficial que cubre la corteza de la Tierra, con un espesor que varía de acuerdo a la zona.

El sistema edáfico está compuesto por sustancias inorgánicas y por sustancias orgánicas. En el primer grupo encontramos a los minerales y al aire, mientras que entre las materias orgánicas aparecen microorganismos, restos de vegetales, etc.

La actividad biológica, las características climáticas y la topografía inciden en las características del sistema edáfico. Para mencionar las propiedades del suelo que pueden medirse, se habla específicamente de condiciones edáficas.

De este modo, las condiciones edáficas se definen a partir de la humedad, el pH, la concentración de sales y otras particularidades del suelo. Conocer estos datos es esencial a la hora de desarrollar cultivos.

La idea de factores edáficos, en tanto, hace referencia a las cuestiones que inciden en la abundancia y la distribución de la fauna y la flora en un terreno. El nivel freático, la porosidad y la textura del suelo son factores edáficos.

Sondeo edáfico, perfil edáfico y recurso edáfico son otras expresiones que suelen utilizarse en distintos ámbitos. La agricultura, la enología y la arqueología, por ejemplo, apelan a este tipo de conceptos.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de edáfico (https://definicion.de/edafico/)

Buscar otra definición