Definición de escorrentía

Se denomina escorrentía al agua de lluvia que se desplaza por una superficie. El término también hace referencia a la corriente que se forma cuando un cauce, ya sea artificial o natural, no alcanza a contener el agua.

Escorrentía

Si los mecanismos dispuestos para que el agua escurra resultan insuficientes, se genera una escorrentía en la superficie (la escorrentía superficial). Lo mismo ocurre cuando un depósito rebasa y el agua comienza a fluir hacia el exterior.

La escorrentía aparece cuando el suelo no tiene suficiente capacidad de infiltración ante el caudal de agua. Así el agua empieza a acumularse y se produce una especie de lámina que va circulando sobre el terreno.

Puede decirse a nivel general que una parte de las precipitaciones se infiltra en el suelo y otra parte se pierde por la evotranspiración. El resto forma la escorrentía, que es un agente de erosión.

A la relación que existe entre el agua que se precipita en una cierta zona y el agua que corre se la denomina coeficiente de escorrentía. Este coeficiente depende sobre todo de la capacidad de infiltración del suelo y de la intensidad de la lluvia.

La escorrentía, en definitiva, es un flujo de agua sobre una superficie. Muchas veces esta corriente arrastra sustancias contaminantes.

Es importante tener en cuenta que, además de la escorrentía superficial o directa, existen la escorrentía subsuperficial o escorrentía hipodérmica (agua que, una vez infiltrada, se desplaza de manera horizontal hasta volver a salir a la superficie) y la escorrentía subterránea (que circula en la capa freática).

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de escorrentía (https://definicion.de/escorrentia/)

Buscar otra definición