Definición de eólico

Aíolos es un término griego que se utilizaba para aludir a Eolo, dios de los vientos. El vocablo se convirtió en Aiolikós, que pasó al latín como Aeolĭcus. A nuestro idioma llegó como eólico.

Eólico

Este adjetivo permite aludir a aquello vinculado al viento: la corriente de aire que se genera naturalmente en la atmósfera debido a factores como las diferencias de temperatura o de presión. A lo producido gracias a la acción del viento se lo califica como eólico.

La energía eólica es el tipo de energía que se obtiene del viento. Se trata de energía cinética que producen las corrientes de aire y que luego puede transformarse en energía útil para distintas actividades.

Se denomina generador eólico, en este marco, al generador que produce, mediante una hélice, energía mecánica a partir de la energía cinética del viento y luego, a través de un alternador, genera energía eléctrica.

Al conjunto de generadores eólicos que se instalan en un determinado espacio se lo conoce como parque eólico. Estos parques se desarrollan en lugares estratégicos para aprovechar el viento y convertir la energía eólica en energía eléctrica.

Muchos parques eólicos se encuentran en el mar, donde suelen registrarse vientos intensos. De todos modos, dado que el viento es intermitente, hay veces que no se logra obtener la potencia deseada de energía. Como punto a favor, la energía eólica es una energía renovable: procede de una fuente (el viento) que no se agota.

Eólico, por otra parte, se utiliza como sinónimo de eolio: un pueblo de la Antigua Grecia. El dialecto que hablaban los eolios también recibe la denominación de eólico.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de eólico (https://definicion.de/eolico/)