Definición de eticidad

Se denomina eticidad a la condición de ético: acorde a la moral. La noción también alude a la bondad de los actos de las personas.

Eticidad

Por lo general el concepto de eticidad refiere a la educación de los individuos respecto a los valores. Se trata de la capacidad humana de elegir cómo accionar a partir de una valoración que se vincula a la moral y a lo social y que se desarrolla a lo largo de la vida.

Cada ser humano va más allá de la naturaleza, ya que es transformado y a su vez transforma el mundo mediante la cultura. La eticidad es aquello que forma a los sujetos cuando piensan en su comportamiento en el marco de una sociedad.

Las personas registran e incorporan las normas que permiten organizar la existencia en comunidad. Puede decirse que la eticidad es el proceso que lleva a alguien a identificarse con un colectivo, reconociendo sus valores.

Es importante recordar la idea de ethos, que se asocia al modo de comportamiento que hace a la identidad y al carácter de un individuo o de un grupo. Como el ser humano no nace ni se desarrolla aislado, el ethos es social: las acciones se ejecutan en el interior de una sociedad con valores específicos y generan efectos en el prójimo. Además es moral, ya que el comportamiento individual obedece a las reglas que se aceptan como válidas y que fomentan la dignidad.

La eticidad, por lo tanto, hace mención al esfuerzo que se lleva a cabo para que los valores se respeten y se plasmen. Como proceso de socialización, la educación permite formar la identidad a través de interacciones impregnadas con dichos valores.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de eticidad (https://definicion.de/eticidad/)

Buscar otra definición