Definición de

Fagocito

Fagocito es el tipo de célula que puede capturar y digerir partículas o microorganismos que resultan dañinos o que no tienen utilidad para el organismo. Estas células, que pertenecen al conjunto de los glóbulos blancos (también conocidos como leucocitos), se encuentran en los tejidos y en la sangre de diversos animales.

Función

La función de los fagocitos consiste en incorporar los microbios o los restos celulares a su interior, introduciéndolos en su citoplasma. Para cumplir con dicho objetivo emiten pseudópodos: prolongaciones del citoplasma que captan las partículas.

Luego los digieren, completando el proceso que recibe el nombre de fagocitosis. Los fagocitos, en definitiva, contribuyen a la eliminación de los elementos perjudiciales o inservibles del organismo.

Fagocitos

Los fagocitos capturan e ingieren partículas dañinas o inútiles para el organismo.

Puede servirte: Eliminación

Fagocitosis

Fagocitosis es el uso de la membrana plasmática que hace el fagocito para ingerir una partícula grande, como ser un microorganismo. En los organismos multicelulares, este mecanismo es necesario para la eliminación de desechos celulares y patógenos. Su descubrimiento tuvo lugar en 1876, por el científico canadiense William Osler.

Este proceso es un tipo de endocitosis (introducen ciertas partículas en su interior). Para llevar a cabo la fagocitosis, entran en juego los pseudópodos (o seudópodos), que extienden el citoplasma, rodean las partículas y las incorporan a la célula, pudiendo de este modo digerirlas.

Luego de la ingesta, surge el denominado fagosoma (o vesícula endocítica), un compartimento que se ubica en torno a la partícula engullida. Allí tiene lugar la digestión. Algunos ejemplos de partículas que se pueden fagocitar son las células muertas, algunas de origen mineral y las bacterias.

Fagocitos profesionales

Los fagocitos profesionales son los encargados de la función fagocítica, propiamente dicha, y la degradación de los restos celulares para evitar que tenga lugar una inflamación. Su cantidad en nuestro organismo ronda los 6000 millones por cada litro de sangre. Los tipos de fagocitos profesionales más relevantes son: monocitos, macrófagos y mastocitos.

Los monocitos viven su desarrollo en la médula ósea y su maduración en la sangre. Cuando alcanzan este punto, su núcleo es de gran tamaño, de superficie lisa y lobulada, y su citoplasma, compuesto de gránulos, es cuantioso. Realizan la ingesta de sustancias extrañas o peligrosas y pueden producir anticuerpos ante otras células pertenecientes al sistema inmunitario.

Los macrófagos son fagocitos que se originan en células de la médula ósea. Tras una primera división se convierten en monocitos, pero luego de pasar por los capilares sanguíneos y el tejido conectivo experimentan una segunda transformación. Su nombre fue acuñado en 1924 por el médico alemán Ludwig Aschoff.

Los mastocitos son células del sistema inmunitario presentes en casi todos los tejidos del cuerpo humano. Se relacionan con la anafilaxis, la alergia, la artritis y la aterosclerosis. Su trabajo contra los parásitos, los venenos y las bacterias es muy eficaz. Entre sus funciones destacamos la síntesis y el almacenamiento de sustancias como ciertas citocinas, los proteoglucanos y las monoaminas bioactivas.

Vista miscroscópica de la sangre humana

Cada litro de sangre contiene alrededor de 6000 millones de fagocitos profesionales.

Sigue en: Degradación

Fagocitos no profesionales

Los fagocitos no profesionales son los que no se especializan en la fagocitosis, ya que su rol principal es otro. De hecho, algunos no consiguen hacerlo con éxito; tal es el caso de los fibroblastos. En esta categoría también encontramos las células endoteliales (en los vasos sanguíneos), las epiteliales (en la piel) y los linfocitos (en la sangre, los nódulos linfáticos y la linfa).

Frente a los profesionales, éstos también son menos versátiles con respecto a las clases de partículas que pueden ingerir. La razón es que no tienen receptores fagocíticos de gran eficiencia, como ser las opsoninas, que recubren las partículas a engullir luego de reconocer sus antígenos. A esto se suma que casi ningún fagocito no profesional es capaz de generar moléculas reactivas de oxígeno.

Llevate gratis el libro digital "Cómo aprender a estudiar" y suscríbete a Definicion.de ↓

Recibe el ebook en segundos 90 páginas con consejos y técnicas de estudio Novedades semanales
Cómo citar este artículo Publicado por Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Actualizado el 16 de marzo de 2023. Fagocito - Qué es, función, definición y concepto. Disponible en https://definicion.de/fagocito/
Buscar otra definición
x