Definición de falla geológica

ESCUCHAR

Falla es un término con múltiples acepciones. Cuando proviene del latín vulgar, deriva de un vocablo que puede traducirse como “defecto”.

El adjetivo geológico, en tanto, refiere a aquello vinculado a la geología: la ciencia dedicada al análisis de la historia de la Tierra. La geología estudia, entre otras cuestiones, el surgimiento, el desarrollo, las características y el estado actual de aquellos materiales que forman nuestro planeta.

A partir de estas definiciones, podemos centrarnos en la idea de falla geológica. Así se denomina a una fractura que se produce en la corteza de la Tierra, asociada al desplazamiento de uno de los bordes.

Geología

Una falla geológica es una fractura de la corteza terrestre.

Qué es una falla geológica

Las fallas son fracturas planas del terreno que se generan por el deslizamiento de bloques. Su origen puede deberse a distintos tipos de esfuerzos tectónicos. La aparición de las montañas, por ejemplo, tiene que ver con la formación de fallas.

Se conoce como plano o zona de falla a la superficie en la cual se registra la ruptura. Si la fractura resulta ancha, al igual que la deformación vinculada, se alude a una banda de falla.

Es importante indicar que las placas tectónicas tienen bordes que se relacionan con estas fallas. Dichas fallas pueden tener varios miles de kilómetros de extensión.

Elevaciones

El desarrollo de las cadenas montañosas está vinculado a la formación de las fallas geológicas.

Las placas tectónicas

A la capa superficial del planeta se la llama litósfera. En la litósfera es posible reconocer fragmentos con movimiento sobre la astenósfera (la capa situada debajo de la litósfera): dichos fragmentos son las placas tectónicas.

Se puede decir, por lo tanto, que la litósfera se divide en placas tectónicas. Los bordes de estas placas concentran los procesos geológicos que posibilitaron la irrupción de cuencas y montañas.

Una falla geológica, pues, es una fractura de la corteza de la Tierra. A lo largo de la misma se desarrolla el movimiento de aquellos bloques que la propia factura separó.

Cabe resaltar que, ante la ausencia de lubricación, las placas tectónicas no se desplazan de manera suave. Las protuberancias de los bloques hacen que haya una resistencia al movimiento, lo cual produce que se acumule energía. Cuando dicha presión ya no se soporta, se concreta el rompimiento, tiene lugar un deslizamiento violento del bloque y esa energía que estaba acumulada termina siendo liberada como ondas sísmicas que causan terremotos.

Tipos de fallas geológicas

Según sus características, es posible diferenciar entre varios tipos de fallas geológicas. Cuando un bloque que está arriba del plano de falla desciende respecto a otro bloque por una distensión de las placas tectónicas, se trata de una falla normal.

Si el movimiento, en cambio, se genera de forma paralela a la dirección de la superficie de falla, con un deslizamiento lateral de los bloques, se habla de falla de desplazamiento. Por último, si el bloque ubicado sobre el plano de falla sube en comparación al que se localiza debajo del plano, la falla es calificada como inversa.

Resulta indispensable conocer la ubicación y las características de las fallas a la hora de realizar una construcción. Cuando se levanta un edificio en una zona de fallas, los riesgos de daños son muy grandes. Por eso, las investigaciones que llevan adelante los geólogos con el objetivo de reconocer y ubicar las fallas, son claves para la arquitectura, la ingeniería y otras ciencias.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2022.
Definicion.de: Definición de falla geológica (https://definicion.de/falla-geologica/)

Buscar otra definición