Definición de fuero

La etimología de fuero nos lleva al vocablo latino forum, que puede traducirse como “foro”. El diccionario de la Real Academia Española (RAE) reconoce casi una decena de acepciones del término.

Fuero

El fuero puede ser una jurisdicción: la potestad de aplicación de normas legales en casos concretos. También se llama fuero al estatuto jurídico que se aplica en una localidad en específico.

Los fueros pueden ser competencias a las cuales se someten las partes de un litigio. Dichas competencias son las correspondientes en virtud del derecho.

El uso más frecuente del concepto en la actualidad se vincula a la competencia jurisdiccional extraordinaria que se le otorga a un individuo en virtud de un cargo. En este caso, los fueros son privilegios: se trata de un beneficio que solo gozan ciertas personas y no el común de la gente.

Los fueros parlamentarios, en este marco, son privilegios que disponen los miembros de un Parlamento democrático. Quienes representan a la población en estos estamentos disponen de una cierta inmunidad mientras ejercen su función.

Estos fueros surgieron para garantizar la separación de poderes e impedir la persecución de los parlamentarios opositores al gobierno. Sin los fueros, un senador o un diputado podrían ser acusados de un delito inexistente y así, en el marco de un proceso, ser apartados de la vida pública. Por eso se le otorga fueros a los parlamentarios, los cuales impiden que sean procesados o encarcelados, por ejemplo.

Sin embargo, este privilegio que se otorga a los legisladores puede ser aprovechado por dirigentes que, para evitar el avance de causas judiciales en su contra, se presentan a elecciones con el objetivo de ingresar al Parlamento y así obtener fueros que los protejan.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de fuero (https://definicion.de/fuero/)

Buscar otra definición