Definición de nafta

Un vocablo de la lengua acadia llegó al griego como náphtha, que a su vez derivó en el latín naphtha. A nuestro idioma el concepto arribó como nafta.

Nafta

La primera acepción mencionada por la Real Academia Española (RAE) alude a una fracción del petróleo que se obtiene a partir de la destilación de gasolina. La nafta, en este sentido, se emplea como disolvente o en la industria petroquímica.

Más allá de este significado, en varios países nafta se utiliza directamente como sinónimo de gasolina. La nafta, en este marco, es una mezcla de hidrocarburos generada al destilar crudo de petróleo y luego someter la sustancia resultante a un tratamiento químico.

El uso más habitual de la nafta o gasolina es como combustible en los motores de combustión interna, usados por la mayoría de los automóviles. Una de las características más relevantes de la nafta es el índice de octano u octanaje, que alude a la temperatura y a la presión a la que se puede someter el combustible combinado con aire antes de la autodetonación.

Es importante mencionar que décadas atrás, para incrementar el octanaje de la nafta, se le solía añadir plomo. Sin embargo, debido al impacto de este elemento químico en la salud de las personas y en el medio ambiente, esta práctica finalmente fue prohibida.

La nafta, en definitiva, es imprescindible para el funcionamiento de los automóviles cuyo motor se alimenta de este combustible. Para ahorrar nafta y minimizar los gastos, se recomienda controlar la presión de los neumáticos del vehículo; evitar las frenadas y las aceleraciones bruscas; y no conducir a más de 100 kilómetros por hora.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de nafta (https://definicion.de/nafta/)

Buscar otra definición