Definición de harina

La raíz etimológica de harina se halla en el vocablo latino farīna. La harina es el polvo fino resultante de la molienda de semillas o de otros elementos sólidos.

Harina

La molienda es el acto de moler: reducir un cuerpo a partes muy pequeñas. La máquina que permite desarrollar la molienda para la producción de harina es el molino, compuesto por una solera, una muela y un mecanismo que posibilita la transmisión y la regulación del movimiento que genera el viento, el vapor, el agua u otra fuerza motriz. Actualmente la molienda se realiza principalmente con máquinas eléctricas.

Las harinas de origen vegetal son las más comunes. Entre las más populares aparecen la harina de trigo, la harina de maíz, la harina de garbanzo, la harina de mandioca y la harina de arroz. Estas harinas pueden emplearse para elaborar todo tipo de productos alimenticios, como panes, tortillas, tortas, fideos y muchos otros.

A la harina con un elevado nivel de proteínas se la llama harina de fuerza. Una harina de fuerza tiene un mínimo de 12 gramos de proteínas por cada 100 gramos de harina. Si a la harina se le añade un agente leudante, se la denomina harina leudante. La harina tostada, por su parte, se genera con la molienda de cereales tostados.

Entre las harinas de origen animal, en tanto, se destacan la harina de pescado (obtenida mediante el procesamiento del pescado y la posterior eliminación del aceite y el agua) y la harina de huesos (que se genera por la molienda de huesos).

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de harina (https://definicion.de/harina/)

Buscar otra definición