Definición de molino

Con origen etimológico en el vocablo del latín tardío molīnum, un molino es una máquina que se emplea para la molienda. Su funcionamiento se basa en el movimiento generado por el viento, el agua u otra fuerza motriz.

Molino

Los molinos, por lo tanto, son artefactos que se usan para moler: es decir, para convertir un cuerpo en polvo o exprimirlo. Los primeros molinos surgieron en la Prehistoria y se accionaban de forma manual.

Tubérculos, semillas y cereales pueden molerse con un molino, que dispone de los elementos y los mecanismos necesarios para cumplir con su función. Aunque existen diferentes tipos de molinos, a nivel general puede decirse que cuentan con una solera (una piedra fija) sobre la cual se desplaza la muela (otro disco de piedra, pero más pequeño). Aquello que se desea moler se coloca entre solera y la muela y luego se hace girar la muela con rapidez.

Para darle movimiento a las muelas se solía apelar al agua (molino de agua o hidráulico), al viento (molino de viento) o incluso a la fuerza generada por animales (molino de sangre). Los molinos más pequeños o molinillos, en tanto, pueden activarse con la mano, como en el caso de algunos dispositivos domésticos que se usan para moler café.

Hoy también existen los molinos con motores que, haciendo uso de la energía química (combustión) o de la energía eléctrica, producen el movimiento requerido para lograr la molienda.

Molino, por último, es un término que aparece en apellidos (Francesco Molino, Sergio del Molino) y lugares (Molino de la Hoz, Molino de Escartín).

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de molino (https://definicion.de/molino/)

Buscar otra definición